Científicos adelantan 30 segundos al “reloj del fin del mundo”

Los científicos anunciaron el jueves que hemos marcado 30 segundos más cerca del fin del mundo, basados en las amenazas y anuncios de Donald Trump y Vladimir Putin
Sigue a La Opinión en Facebook
Científicos adelantan 30 segundos al “reloj del fin del mundo”
Controlar el cambio climático y las armas nucleares no pueden ser decisiones de pocos.
Foto: Win McNamee / Getty Images

El minutero del Reloj del Día del Juicio Final (en inglés Doomsday Clock) se acercó a la medianoche este jueves, ya que el Boletín de los Científicos Atómicos dijo que está viendo un aumento en los peligros para la humanidad, desde el cambio climático a la guerra nuclear. El grupo tomó el paso “sin precedentes” de mover el reloj 30 segundos más cerca de la medianoche, para dejarlo a 2 1/2 minutos de distancia.

El cambio es el más reciente realizado al simbólico reloj que marca el paso de la humanidad hacia la medianoche de la posible extinción de la especie humana y de la vida en la Tierra desde 1953, cuando los científicos lo movieron a dos minutos de la medianoche después de ver tanto los Estados Unidos como la Unión Soviética realizaban pruebas con bombas de hidrógeno. Permaneció en esa marca hasta 1960.

“No se equivoquen, este ha sido un año difícil”, dijo Rachel Bronson, directora ejecutiva y editora del Boletín de los Científicos Atómicos, cuando el nuevo escenario fue anunciado el jueves.

Es la primera vez en la historia de 70 años del Reloj del Fin del Mundo que el consejo asesor ha ajustado el reloj en 30 segundos.

La decisión de adelantar el reloj fue anunciada en el National Press Club, donde los oradores incluyeron a los miembros de la junta, el exembajador de Estados Unidos en las Naciones Unidas, Thomas R. Pickering, y el físico Lawrence Krauss.

Un evento simultáneo se llevó a cabo en la Universidad de Stanford que contó con el gobernador de California Jerry Brown, el exsecretario de Estado George Schultz y el exsecretario de Defensa William Perry.

El reloj del juicio final, dijo el físico Lawrence Krauss,  en el evento del jueves, ofrece “una rara oportunidad de llegar al público global directamente”. Al instar al público a participar y hablar con sus líderes políticos, sirve de herramienta para no permitir que las decisiones importantes sobre el futuro de la humanidad queden en manos de  unos pocos hombres.

“El presidente Trump y el presidente Putin, que reclaman gran respeto mutuo, pueden elegir actuar juntos como estadistas o actuar como niños petulantes, arriesgando nuestro futuro”, dijo Krauss.

Creado en 1947, el Reloj del Fin del Mundo fue concebido por científicos que habían participado en el Proyecto Manhattan. Inicialmente considerado como un indicador de la probabilidad de un desastroso conflicto nuclear, ahora también incluye otras amenazas, como el cambio climático, las armas biológicas y las amenazas cibernéticas.