CSU considera aumentar la colegiatura por primera vez en seis años

La propuesta ha generado una oleada de protestas por parte de los estudiantes del sistema universitario

El incremento planteado es del 5%, que podría llegar a los $270 para los estudiantes del estado.
El incremento planteado es del 5%, que podría llegar a los $270 para los estudiantes del estado.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

El Consejo Directivo de la Universidad Estatal de California (CSU, por sus siglas en inglés) se reunió el martes en Long Beach para discutir un posible aumento de las tasas de matrícula.

Aunque el presupuesto para los años fiscales 2017 y 2018 que hizo público este mes el gobernador Jerry Brown incluye un aumento de la financiación a CSU, dicha cantidad es menos de la mitad de lo que la universidad había solicitado.

Brown ha concedido $157.2 millones adicionales a CSU, que por su parte había estimado que necesitaría $324.9 millones extra. El presupuesto anual actual con el que cuenta la universidad, teniendo en cuenta el reciente incremento, asciende a $3,600 millones.

CSU afirma que necesita más financiación para afrontar las demandas de contratar a más personal y mejorar los ratios de inscripción y graduación. Los $324.9 millones que había pedido hubieran financiado, de acuerdo al vicerector ejecutivo Loren J. Blanchard, 400 nuevos profesores, 3,000 cursos adicionales y más servicios de apoyo a los estudiantes, tal y como recogió el Los Angeles Times.

Además, CSU se ha marcado la meta de alcanzar un porcentaje del 40% de estudiantes que terminan sus estudios en un período de cuatro años para 2025, frente al 19% actual.

Asimismo pretende aumentar el número de plazas para que todos cuantos califican puedan ingresar a la universidad, un objetivo hacia el que ya han avanzado con la matriculación de 20,000 nuevos estudiantes desde la recesión pero que todavía están lejos de conseguir teniendo en cuenta que este año hasta 30,000 solicitudes aptas tuvieron que ser rechazadas.

El rector Timothy P. White ha propuesto un aumento del 5% en el precio de la matrícula, equivalente a unos 270 dólares para los estudiantes de California. El 60% de los estudiantes de CSU, sin embargo, no se vería afectado ya que ese es el porcentaje de alumnos cuya matrícula está completamente cubierta por becas.

White calcula que el incremento de las tasas resultaría en ganancias por valor de $77.5 millones. El precio de la colegiatura ha permanecido congelado en $5,472 desde 2011, después de haberse más que duplicado entre ese año y 2006.

Durante la crisis económica, el estado recortó casi una tercera parte de los fondos a CSU, aunque ha ido restituyéndolos progresivamente a lo largo de los últimos años. Brown se comprometió a estos incrementos paulatinos de la financiación a cambio de que la colegiatura permaneciera congelada, aunque recientemente aprobó que pudiera volver a subir.

California cubre aproximadamente el 50% de los costos de CSU, frente al 80% que asumía en la década de los 90. El resto de la financiación proviene de la colegiatura y otras tasas que pagan los alumnos.

El Consejo no votará sobre la propuesta hasta marzo, e incluso entonces cabe la posibilidad de reconsiderar los términos una vez se apruebe el presupuesto definitivo en junio.

Entre tanto, la universidad ha lanzado la web www.calstate.edu/tuition-increase para que los estudiantes compartan sus preocupaciones, y sus testimonios serán considerados por los directivos antes de tomar una decisión. Los estudiantes se han mostrado opuestos a la medida y ya han llevado a cabo protestas para expresar su descontento.

La Universidad de California, el otro sistema universitario público del estado, aprobó recientemente por 16 votos a favor y 4 en contra el primer aumento de la matrícula después de seis años por valor de $282 (equivalente a un 2.5%).

Además, Brown ha propuesto eliminar el programa de becas a los estudiantes de clase media, que serían los más afectados por el aumento de la matrícula dado que más de la mitad de los alumnos actuales de CSU están exentos del pago o cuentan con financiación que cubre el costo.