Jugador es contratado y despedido horas después: Lo acusan de ser ‘nazi’

Rayo Vallecano contrató a un jugador y de inmediato lo despidió porque sus hinchas le hicieron esta seria acusación
Jugador es contratado y despedido horas después: Lo acusan de ser ‘nazi’
El ucraniano Roman Zozulya apenas pisó las instalaciones del Rayo Vallecano.
Foto: Patrick Stollarz / Getty Images

Duró sólo unas horas en Rayo Vallecano. Al ucraniano Roman Zozulya lo devolvieron a Betis. Los hinchas no lo quisieron. ¿La razón? Lo acusan de nazi.

“Está teniendo problemas con grupos radicales del Rayo. Hemos hablado con él y está muy afectado. No se lo esperaba. Escribió un texto a la afición de Rayo Vallecano, pero parece que no ha llegado a determinados sectores“, afirmó un directivo de Betis, el equipo que tenía su pase y lo cedió a préstamo. Lo cierto es que esta novela dominó las primeras planas de los diarios españoles y ahora el jugador no podrá tener otro equipo al haber sido inscrito en tres clubes diferentes el mismo año. Antes de Betis jugó en el Dnipro ucraniano y ahora estaba en la lista del Rayo. Sin embargo, podrá jugar en el club de Sevilla si es que así lo deciden.

Zozulya fue recibido con insultos por parte de algunos aficionados, que también portaron pancartas en contra del ucraniano, al que acusan de tener ideología neonazi. “Vallekas en pie de guerra. Nazis no!” se podía leer. La tensión que se vivió ayer derivó en la llegada de varias furgonetas de policías, que intentaron desalojar de la Ciudad Deportiva a algunos de esos aficionados que previamente mostraron su descontento con el jugador.

El futbolista siempre mostró simpatía con el ejército de su país. Incluso publicó algunas fotos en la que aparece vestido de militar y empuñando un arma. Lo acusan de financiar económicamente a grupos paramilitares de su país y propagar la ideología nazi.

Betis, por su parte, lo defendió. Emitió un comunicado en el que destacó el “ejemplar” comportamiento del delantero. “Betis lamenta profundamente que a Zozulia se le impidiera ayer desarrollar su actividad profesional como jugador de fútbol. Hasta que no se resuelva la situación, el jugador ha sido autorizado por Rayo Vallecano para entrenarse bajo la disciplina de Betis. Tiene contrato con Betis hasta junio de 2019 y deseamos que esta situación sea solucionada lo antes posible”.