Los Ángeles prolonga la prohibición sobre marihuana en zonas no incorporadas

La actual normativa será efectiva hasta que se establezca una regulación eficaz del comercio y consumo del cannabis, que será legal a partir del 1 de enero de 2018
Los Ángeles prolonga la prohibición sobre marihuana en zonas no incorporadas
La Junta de Supervisores urge además a cerrar los dispensarios ilegales.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

La Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles votó este martes unánimemente a favor de extender la prohibición actual sobre el cultivo, manufactura, procesamiento, prueba, transporte y venta de marihuana tanto medicinal como recreativa en las áreas no incorporadas hasta que existan medidas reguladoras detalladas.

La Junta también solicitó que los abogados del condado trabajen con el fiscal del distrito para cerrar los 70 dispensarios que operan ilegalmente en las áreas no incorporadas.

Según recoge NBC, los Supervisores Hilda Solís y Mark Ridley-Thomas expresaron preocupación por la gran concentración de dichos negocios en sus distritos.

“El Primer Distrito tiene más de 40 de estos dispensarios”, dijo Solís. “A pesar de que hay una prohibición, están ahí“.

Entre tanto, el condado se esfuerza por dar los pasos necesarios para regularizar la venta recreativa de marihuana, para lo cual tiene de plazo hasta el 1 de enero de 2018 después de que los votantes aprobaran la Proposición 64 en noviembre.

El Supervisor Ridley-Thomas, por ejemplo, dijo que es necesario asegurarse de que las comunidades de bajos recursos “no se queden solas cargando con el peso de la legalización de la marihuana”, ya que es donde más se concentran los negocios y plantas productoras de cannabis.

La Supervisora Sheila Kuehl expresó sus dudas respecto a que se vaya a poder cumplir con la fecha límite, aunque recordó que “normalizar y regular estrictamente [la marihuana] nos interesa más“.

La Junta tiene el poder bajo leyes estatales de prohibir permanentemente el cannabis, pero existe consenso sobre la conveniencia de regularlo.

No podemos prohibirlo, los votantes han hablado“, dijo la Supervisora Kathryn Barger, aunque expresó su preocupación por el uso que los más jóvenes puedan hacer de la droga.

Las Supervisoras Kuehl y Janice Hahn propusieron una marco regulador completo que se inspire en prácticas efectivas ya puestas en práctica en otros sitios como Oregón, Washington o Colorado. Parte de los esfuerzos de regulación de la marihuana incluirán campañas educativas para la comunidad.