Sospechoso de matar a policía de Whittier es acusado de asesinar a otro

Michael Christopher Mejía, un pandillero latino de 26 años, primero habría matado a su propio primo y después al agente Keith Boyer
Sospechoso de matar a policía de Whittier es acusado de asesinar a otro
Ray Torres, primo del sospechoso, fue muerto a tiros en el este de Los Ángeles solo horas antes del tiroteo que se cobró la vida de un policía.
Foto: Suministrada

El pandillero sospechoso de matar a tiros a un agente de la Policía de Whittier el lunes también habría asesinado a tiros a su primo, horas antes.

Según el Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD), el primer homicidio se dio alrededor de las 5:30 a.m. del lunes, en la cuadra 1400 de Volney Drive en el este de Los Ángeles.

Frente a una residencia, las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de Ray Torres, de 47 años, cuyo primo, Michael Christopher Mejía de 26 años, sería el responsable de asesinarlo.

Horas más tarde, se daría la matanza de Keith Boyer, un agente de la Policía de Whittier, a manos también de Mejías.

Según el LASD, se cree que el sospechoso huyó en el coche de su primo hasta chocarlo cerca de la intersección de Colima Road y Mar Vista, en Whittier, donde mientras era registrado por dos agentes se enfrascó a balazos contra ellos.

Se trataba de una parada de tránsito rutinaria, dado el choque, pero al momento de catear al individuo en cuestión, cuyos brazos, cuello y cara estaban repletos de tatuajes, según las autoridades, éste tomó un arma de fuego e intercambió disparos con los policías.

Boyer, de 53 años, murió más tarde en un hospital, mientras que su pareja, Patrick Hazel, y el atacante, también fueron hospitalizados en condición estable.

El lunes por la tarde, una larga fila de policías escoltó el cuerpo de Boyer desde el hospital hasta la oficina del forense del condado de Los Ángeles. Estos colocaron velas y flores en un monumento improvisado fuera de la sede del departamento policíaco de Whittier, donde Boyer laboró por 25 años.

Cerca de 400 personas asistieron a una vigilia de oración en honor a Boyer el lunes por la noche.

Según las autoridades, el sospechoso es un pandillero reconocido con un alargado récord criminal.

Mejías había salido de prisión en abril de 2016 y, según NBC Los Angeles, fue liberado recientemente de una cárcel local debido a una ley de California que permite la liberación de ciertos reos para reducir la sobrepoblación en centros penitenciarios.