El secreto de Jimmy Smits para mantenerse “en la lucha”

En su papel más reciente, el veterano actor de origen puertorriqueño interpreta a un candidato presidencial en "24: Legacy" de Fox

Guía de Regalos

El secreto de Jimmy Smits para mantenerse “en la lucha”

Jimmy Smits es una de esas caras que llevamos viendo en televisión desde siempre. Este “neoyorican” de 61 años nunca ha dejado de trabajar, aunque tiene que pelear sus papeles en audiciones “como cualquier actor”.

Ahora Smits acaba de terminar la grabación de “24: Legacy“, la serie de Fox basada en aquella “24” que dejó a todos boquiabiertos en 2001 con su revolucionario formato: 24 episodios que contaban una historia sucedida en 24 horas, convirtiendo así el relato en un “tiempo real”.

En “24: Legacy” la trama se desarrolla en Washington DC y sigue la venganza que unos terroristas tratan de llevar a cabo contra un grupo de U.S. Army Rangers que mataron a su líder en Yemen. El papel de Smits es el del senador John Donovan, que está en campaña para ser presidente de Estados Unidos y es el esposo de la agente de inteligencia que coordinaba a los rangers.

“Se trabaja como en cualquier otro programa de televisión, pero uno es consciente de que el show funciona sobre la base del tiempo real”, explica Smits sobre el peculiar esquema de “24: Legacy”. “Toda la acción sucede en un mismo día. Cuando uno está filmando una escena, tiene que saber que no es cuatro meses después, sino la próxima hora. Eso afecta la forma en que actúas, por el nivel de energía que uno tiene por el sentido inmediato”.

El actor se apresura a aclarar que su papel no tiene nada que ver con el clima político actual en Washington.

“Fue escrito mucho antes de lo que estamos pasando ahora”, apunta Smits, que terminó de rodar el último de los 12 episodios de la temporada tan sólo hace un par de semanas. “La serie ocurre en un día y es de acción. No trata de replicar nada de lo que está pasando en la política real ahora en nuestro país”.

Miranda Otto y Jimmy Smits en una escena de "24: Legacy".
Miranda Otto y Jimmy Smits en una escena de “24: Legacy”.

Smits no quiere meterse a opinar de política.

“Cuando estaba en West Wing era muy diferente. Estaba desarrollando un personaje político y yo me fijaba mucho en lo que estaba pasando políticamente en aquel momento, porque el tema del show era ése. 24: Legacy funciona en un nivel acción, no es un análisis político”, añade.

– En cualquier caso, ¿qué opina del nuevo presidente?
– … Silence –, responde Smits tras unos segundos en silencio.

Pero Smits, que es hijo de puertorriqueña y se identifica como boricua, no es ajeno a la crisis que está sufriendo el Estado Libre Asociado.

“Lo que está pasando aquí afecta a nuestra isla también. Hablo de la situación económica. Me duele en el corazón”, dice Smits. “Yo pasé los años de mi juventud allá. Pero todo son ciclos y esperamos que el futuro venga con algo mejor”.

Reconocido en todo el mundo por series como “NYPD Blue”, “L.A. Law” o por películas de la saga Star Wars, Smits empezó trabajando en teatro en Nueva York, “Broadway y off-Broadway”.

“Me encanta hacer teatro porque uno tiene la energía del público inmediato y eso te da un orgullo que uno no puede ni expresar”, asegura el actor, que atribuye su éxito a la versatilidad.

“Creo que tengo un poco de suerte. Y espero que el talento tenga algo que ver también, jaja. Pero como artista y actor siempre trato de desarrollar personajes diferentes para demostrar mi versatilidad. Uno tiene que ser consciente del negocio de nuestra industria”, comenta, consciente de la dificultad de mantenerse relevante durante tantos años.

“Acabo de terminar 24: Legacy y ahora me toca lo que a todos los actores: ir a audiciones y tocar puertas. Voy a trabajar en un pequeño film independiente en Nueva York y seguramente en una serie de Netflix”, dice.

“Como siempre, como un vendedor ambulante. En la lucha. Eso no cambia”.