‘Y esta es mi tarjeta’

En la actualidad, existen otras maneras efectivas para mantenerse en contacto con profesionales y colegas

Guía de Regalos

‘Y esta es mi tarjeta’
Las ferias de trabajo son una excelente oportunidad para conseguir empleo.
Foto: Archivo / EFE

En reuniones y ferias de trabajo, eventos profesionales y otras situaciones laborales es común intercambiar tarjetas de presentación, para mantenerse en contacto con otros profesionales afines.

Pero existe una lógica para hacerlo. Aquellos profesionales demasiado ansiosos por repartir sus  tarjetas, incluso antes de comenzar una conversación, pueden descubrir que, al finalizar el evento, la mitad de ellas terminan olvidadas en una mesa, en el piso, o peor aún, en el cesto de basura.

Si tienes planeado repartir o recibir tarjetas de presentación, considera los siguientes escenarios y sugerencias:

  • Cuando recibes una tarjeta de presentación, trata de anotar detrás de esta cuándo conociste a dicha persona y algún detalle de la conversación que consideres importante. De otro modo, terminarás con una pila de tarjetas de personas que al tiempo ya no recordarás.
  • Considera la razón para intercambiar tarjetas. En ciertos casos, es más efectivo conectarse a través de las redes sociales, o simplemente, intercambiar números de teléfono.
  • Si acabas de conocer a alguien con quien quieres desarrollar una relación, envíale un correo electrónico al día siguiente, y menciona algunos de los tópicos de la conversación que mantuvieron ese día, antes de intercambiar información.
  • Evita repartir tarjetas de presentación antes de entablar una conversación con la persona y decidir si realmente te interesa la relación profesional.  Sé selectivo y no compartas tu teléfono y otra información de manera indiscriminada.
  • Otro modo de desarrollar y profundizar una relación profesional, más allá de la tarjeta de presentación, es a través de LinkedIn y otras redes profesionales.
  • Si puedes elegir el diseño de la tarjeta de presentación, busca un estilo profesional y  y asegúrate de que es simple de leer y contiene no sólo tu número de teléfono, sino también tu correo electrónico y otras maneras de contactarte. Evita colores que distraigan de la información y te hagan ver poco profesional.
  • Asegúrate de que toda la información es correcta y de que no existan errores de gramática y ortografía.