Entregan cuerpo de mexicano deportado que se suicidó

La fiscalía de Baja California investiga si realmente se suicidó o se trató de un accidente, incluso no descartan la posibilidad de homicidio
Sigue a La Opinión en Facebook
Entregan cuerpo de mexicano deportado que se suicidó
Garita de San Ysidro
Foto: EFE/Archivo

Tijuana, México –  El cuerpo del hombre deportado por Estados Unidos que presumiblemente se suicidó el martes tirándose desde un puente cerca de la garita de San Ysidro, en la ciudad mexicana de Tijuana, fue entregado hoy a los familiares que tenía aquí.

Los familiares de Guadalupe Olivas Valencia, quien tenía 45 años y era natural del estado Sinaloa, se harán cargo de la disposición final de los restos. No proporcionaron mayores datos acerca del ahora occiso, ni comentaron la versión respecto a que su pariente tenía antecedentes penales en EEUU.

Fuentes gubernamentales dijeron que autoridades estadounidenses informaron a sus homólogos en México que Olivas tenía antecedentes por venta y producción de marihuana en 2016, y que se le había procesado por posesión de marihuana para venta el mismo año. Sin embargo, esto no ha sido confirmado oficialmente.

Las fuentes también refirieron que el hombre ya había cruzado en otras ocasiones hacia Estados Unidos y había sido repatriado, y que en esta ocasión, tras ser detenido lo regresaron a México a través de la garita de San Ysidro con Tijuana.

Esto fue pocos minutos después de las 08.00 hora local de ayer y que pasadas las 09.00 hora local, según algunos testigos se arrojó al vacío desde un puente fronterizo.

Fuentes de la Procuraduría de Justicia (fiscalía) estatal informaron por su parte que hasta el momento las investigaciones continúan por la línea relativa al suicidio, ya que tras ocurrido el hecho policías que se presentaron en ese sitio recogieron testimonios en ese sentido de personas que estaban allí.

Sin embargo establecieron que también se está investigando la posibilidad de que hubiera ocurrido un accidente, o de que se tratara de un homicidio, si bien estas líneas no han sido sustentadas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha endurecido los controles migratorios tras su llegada el poder el pasado 20 de enero, y además busca construir un muro a lo largo de la frontera con México, y hacer que sea la nación latinoamericana quien pague por él.

Antes de su victoria electoral en noviembre pasado, llegó a decir que la mayoría de los inmigrantes mexicanos que cruzan hacia Estados Unidos para buscarse la vida son “criminales” y “violadores”.