Real Madrid vino de atrás con 10 hombres y empató a Las Palmas, pero perdió el liderato

Gran partido en el Bernabéu: los canarios perdieron una oportunidad única de pegarle a los 'merengues' en su casa gracias a un doblete al límite de Cristiano Ronaldo
Real Madrid vino de atrás con 10 hombres y empató a Las Palmas, pero perdió el liderato
Cristiano Ronaldo marcó doblete y evitó la caída ante Las Palmas.
Foto: Juanjo Martín / EFE

Un ataque de locura con una expulsión injustificable de Gareth Bale empujó al Real Madrid a la pérdida del liderato de la Liga 16 jornadas después, salvando un punto en los últimos minutos con un doblete de Cristiano Ronaldo que dejó a Las Palmas sin su primer triunfo en el Santiago Bernabéu (3-3).

El Real Madrid extendió una dinámica repleta de irregularidad en 2017, en manos de una UD Las Palmas sobrada de clase y liderada por un gran Jesé Rodríguez, que acarició una victoria histórica gracias a fallos encadenados de su rival, que tras el error de Bale se extendió con una mano sin sentido dentro del área de Sergio Ramos y un grave error de Keylor Navas que aumenta las dudas que le rodean.

La UD Palmas exigió al máximo al líder y se adueñó del Santiago Bernabéu después de un gol anulado a Morata y del de Isco que abrió el marcador al minuto 8. Ni dos minutos tardó en empatar Las Palmas con un fogonazo repleto de calidad de Tana. El Real Madrid corría tras el balón, desesperaba y perdía el orden dejando espacios que devoraban los canarios.

Arrancaba la segunda parte cuando en un segundo de locura el rumbo cambió de golpe a los 47 minutos. Bale confundía las ganas en la presión con la violencia. Se ganaba la amarilla por una patada por detrás a Viera y la roja al responder el empujón de queja del isleño.

Entre el pánico y la exhibición de Las Palmas, el Real Madrid sufría un cortocircuito que se plasmaba en un penalti sin sentido de Ramos. Salvaba una ocasión de peligro con una entrada limpia y el posterior disparo respondía sacando la mano. Viera ponía el broche a su partidazo aliándose con la suerte en un disparo que rozaba con un pie Keylor, con la fortuna dándole la espalda.

Su noche negra se completaría con el tercer tanto. Keylor vio como Boateng ganaba la espalda a Marcelo en un pase largo y salía tarde y mal. Un ligero toque de balón sirvió para esquivar su salida y marcar a placer a Prince que hacía soñar a su equipo.

No parecía el día del Real Madrid. Solo le quedaba la heroica a la que se viene agarrando demasiado el equipo de Zidane en las últimas fechas, un nuevo milagro con inferioridad numérica. Benzema y Cristiano no andaban finos, pero Carvajal veía como una gran mano de Javi Varas impedía su gol y una mano de Dani Castellano metía a su rival en el partido. Cristiano marcaba el penalti en el 87 y dos minutos después ponía el corazón en un testarazo que convertía en mal menor un mal partido en el día que Zidane batía un nuevo récord con 45 partidos consecutivos marcando.

No le quedará buen recuerdo. La Liga se le complica.

?>