Trump debuta como presidente en el Congreso,  pero persiste la controversia en torno a Rusia

Resumen semanal del presidente Donald Trump en la Casa Blanca: más tormentas políticas y su primer discurso ante el Congreso
Trump debuta como presidente en el Congreso,  pero persiste la controversia en torno a Rusia
WASHINGTON, DC - FEBRUARY 28: (AFP OUT) U.S. President Donald J. Trump (C) delivers his first address to a joint session of the U.S. Congress as U.S. Vice President Mike Pence (L) and Speaker of the House Paul Ryan (R) listen on February 28, 2017 in the House chamber of the U.S. Capitol in Washington, DC. Trump's first address to Congress focused on national security, tax and regulatory reform, the economy, and healthcare. (Photo by Jim Lo Scalzo - Pool/Getty Images)
Foto: Jim Lo Scalzo / Getty Images

WASHINGTON.- En su sexta semana en el poder, el presidente Donald Trump ofreció su primer discurso ante una sesión conjunta del Congreso para delinear su visión de futuro para el país, y prometió un aumento del 10% en los gastos de defensa, pero los contactos de miembros de su equipo con Rusia en 2016 siguieron generando mala prensa para la Casa Blanca.

Aunque su discurso tuvo un tono más conciliatorio, éste no representó en absoluto un giro en sus políticas. De hecho, no sólo prometió iniciar pronto la construcción de un muro fronterizo , sino que anunció la creación de una oficina para ayudar a las víctimas de crímenes a manos de inmigrantes indocumentados.

A continuación, los sucesos más destacados de la sexta semana de Trump en la Casa Blanca:

Debut en el Congreso.- Trump ofreció una visión conservadora para el futuro rumbo del país y,  aunque no incluyó ataques contra la prensa u otros adversarios, su recetario siguió siendo el mismo: equiparó a los inmigrantes indocumentados con criminales, y anunció la creación de una oficina que se encargará de rastrear los crímenes de inmigrantes “sin papeles”.

El mandatario reiteró su promesa de crear empleos, invertir más en la infraestructura, y velar por el bienestar de las familias trabajadoras.

La reacción al tono del discurso fue tan favorable que la Casa Blanca decidió postergar la divulgación de una nueva versión de la orden ejecutiva que impone una veda a los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana. La primera orden, emitida el pasado 27 de generó protestas callejeras y demandas, y fue frenada temporalmente en los tribunales.

Más fondos para el Pentágono.- Para fortalecer aún más el poderío militar de EEUU y “empezar a ganar de nuevo”, Trump ha propuesto incrementar por $54,000 millones el presupuesto de las Fuerzas Armadas, aunque para lograrlo el Congreso tendrá que hacer recortes por igual monto en diversos programas sociales.

Desde el portaaviones “USS Gerald R. Ford”,  Trump llevó su mensaje nacionalista el jueves pasado a los marineros en el astillero de Newport News (Virginia), si bien la propuesta afronta el escepticismo de muchos republicanos en el Congreso.  Trump presentará su plan presupuestario a mediados de marzo.

Sigue con vida la controversia en torno a Rusia.- El jueves pasado, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció en rueda de prensa que se recusará, o desvinculará, de cualquier investigación actual o futura en torno a los contactos que hayan tenido miembros de la campaña electoral de Trump con Rusia el año pasado.

Sessions hizo el anuncio después de que el diario “The Washington Post” informó de que el exsenador republicano de Alabama tuvo dos reuniones el año pasado con el embajador ruso, Sergey Kislyak.

Sessions, quien ayudó en la campaña electoral de Trump, ocultó ese importante detalle durante sus audiencias de confirmación en el Senado, y varios demócratas exigieron su renuncia y la asignación de un fiscal independiente para investigar los contactos con Rusia.

La mayoría de los republicanos se conformó con que Sessions ya no estará involucrado en ninguna investigación sobre la injerencia Rusia en el proceso electoral.

Rusia fue objeto de sanciones por parte de la Administración Obama después de que servicios de inteligencia indicaron que ese país estuvo detrás del “hackeo” de la correspondencia del Partido Demócrata y de la campaña presidencial de Hillary Clinton, con la intención de inclinar la balanza hacia Trump.

El general retirado, Mike Flynn, fue obligado a renunciar como asesor de Seguridad Nacional de Trump tras revelarse que mintió sobre sus contactos con el embajador ruso en diciembre pasado.

Desmadejando el legado de Obama.- Con pluma en  mano, Trump siguió desmantelando las políticas de su antecesor, Barack Obama. El lunes pasado, firmó una orden ejecutiva que pide a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) revisar un reglamento de 2015, que limita la contaminación del agua y ayuda a determinar qué vías fluviales tienen protección bajo la ley federal “Clean Water Act” de 1972.

EPA iniciará un prolongado proceso técnico para revisar o anular el reglamento, conocido por la sigla “WOTUS”, y que afecta a centenares de ríos y pantanos que proveen agua potable a un tercio de la población en EEUU.

Los grupos ambientalistas se oponen a cualquier cambio en el reglamento que protege al 60% de los recursos hídricos de EEUU, mientras que el sector privado, en particular las industrias agrícola y petrolera, presiona por su eliminación.

Confirmación de otros miembros del Gabinete.- Trump logró la confirmación en el Senado de los secretarios de Comercio, Wilbur Ross –que jugará un papel dominante en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)-, del Interior, Ryan Zinke, y de Vivienda, Ben Carson.