El agente, hoy fuera de servicio, que disparó contra menor de 13 años enfrenta una demanda

Un video del incidente mostró el momento en el que el agente disparó su arma frente al menor

El agente implicado está siendo investigado por los hechos.
El agente implicado está siendo investigado por los hechos.
Foto: Captura de Pantalla / Fiscalía del Condado de Orange

La familia del menor que fue captado en video forcejeando con un policía fuera de servicio en Anaheim presentó una demanda contra el policía por negligencia.

El altercado que se dio en el jardín delantero de la residencia de Kevin Ferguson, agente de la Policía de Los Ángeles (LAPD), en Anaheim el mes pasado fue capturado en un par de videos que se tornaron virales. En las imagines se ve el momento en el que el agente fuera de servicio dispara su arma frente al joven. Tras el incidente, un menor de 13 años fue arrestado, mientras que Ferguson solo fue cuestionado, puesto bajo licencia administrativa por unos cuantos días y después dado de alta para continuar su labor con el LAPD.

Para Alma Jiménez y John Dorscht, padres del menor implicado, esto es un acto injusto, por lo que la semana presentaron una demanda ante la Corte Superior del condado de Orange.

En ella, los padres alegan que su hijo – quien no ha sido identificado – fue atacado brutalmente por el agente Ferguson, y están demandando al policía por negligencia, agresión, encarcelamiento falso y fuerza excesiva. En la demanda no se específica monto por daños.

La querella describe el incidente del pasado 21 de febrero de la siguiente manera: el menor caminaba hacia su casa tras salir de la escuela con un grupo de amigos, cuando Ferguson, quien se encontraba sentado afuera de su hogar tomando una cerveza con un hombre mayor, se enojó cuando una jovencita pisó el césped de su jardín.

Ferguson entonces le gritó una grosería a la menor y esto motivó al menor implicado a decirle al agente que le hablara a la chica de manera amable.

De ahí, se dio lo que ya se ha exhibido en varios videos virales sobre el incidente.

Loading the player...

Las imágenes muestran a un adulto —después identificado como Ferguson-, de cabellera rapada y lentes, sujetando a un menor de su sudadera, tratando de alejarlo de un grupo de jóvenes que rodean a ambos. Mientras lo jalonea, el menor constantemente le pide que lo suelte, mientras el hombre le niega la suplica puesto que éste “lo amenazó”. El intercambio de palabras es continuo entre ambos, así como el jaloneo, y hasta los jóvenes, al parecer todos estudiantes, exigen que el hombre lo suelte.

Es después de los 2 minutos de filmación que otros estudiantes deciden intervenir y agreden al hombre. El video entonces muestra al hombre levantar su playera y tomar el arma que está sujetada a su cintura, acto que alarma a todos los presentes y dan unos pasos atrás. En segundos, se escucha la detonación del arma en dirección del estudiante aprehendido mientras el video graba una escena frenética de jóvenes huyendo de la escena.

Momentos después, del otro lado de la calle, se observa al menor levantándose del piso, aparentemente no herido. El hombre en cuestión aún lo sujeta de los brazos y su sudadera hasta que arriban las autoridades. Cuando llegan los agentes, uniformados y en patrulla, el menor no se resiste al arresto, mientras que el adulto es cateado e interrogado por las autoridades, pero nunca arrestado.

Mientras que el abogado del agente, Larry Hanna, no ha comentado sobre esta demanda, sí ha dicho en el pasado que Ferguson disparó su arma como forma de defensa pues temía por su vida.

Según Hanna, el agente escuchó al menor decir “te voy a disparar”, mientras que en el video el menor dice “te dije, ‘te voy a demandar'”. En la querella, los padres alegan lo mismo.

Los padres también alegan que el hecho que lo hayan arrestado a él y no al agente ha provocado destreza emocional para el menor.

El Departamento de Policía de Anaheim dijo que está investigando el incidente y presentará sus hallazgos a la Oficina del Fiscal del Condado de Orange. La Policía de Los Ángeles, por su parte condujo una investigación interna.

Por su parte, la Liga Protectora de la Policía de Los Ángeles emitió una declaración al O.C. Register sobre el tema:

“Esperamos que esta demanda determine por qué varios jóvenes optaron por asaltar físicamente a un agente de policía y lo que los padres de estos jóvenes adultos podrían haber hecho para enseñar a sus hijos a diferenciar el bien del mal”.