Trump recorta con un hacha programas para las ciencias, artes y los pobres

La propuesta perjudicará precisamente a la gente que Trump dijo que serían su prioridad: las familias pobres y de clase media, mientras que los más ricos recibirán más recortes de impuestos
Trump recorta con un hacha programas para las ciencias, artes y los pobres
Los recortes afectarán a aquellos que prometió ayudar
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- La Casa Blanca divulgó este jueves su esperado plan presupuestario para el año fiscal 2018 que, para financiar un aumento en los gastos militares y empezar la construcción de un muro fronterizo, recorta con un hacha programas para las ciencias, las artes y la gente pobre.

En conferencia telefónica con periodistas para explicar el alcance del plan preliminar de $1,15 billones, el director de la Oficina de Gestión y Presupuesto (OMB, en inglés), Mick Mulvaney, señaló ayer que el gobierno quiere reducir el déficit y que, en todo caso, “no puedes vaciar el pantano y dejar a toda la gente dentro”.

Mulvaney parafraseó la promesa electoral que hizo el presidente Donald Trump el año pasado de “vaciar el pantano”, que en realidad se refería a eliminar la corrupción y el estancamiento político en Washington, no necesariamente a recortes de personal.

Si el Congreso aprueba este primer plan presupuestario de Trump –que con seguridad desatará un agrio debate entre demócratas y republicanos-, el Pentágono se beneficiaría con un aumento de $54,000 millones para sus gastos, mientras que otros departamentos y agencias sufrirían drásticos recortes de personal y programas.

El Centro para Prioridades Presupuestarias y Políticas (CBPP) señaló que la propuesta perjudicará precisamente a la gente que Trump dijo durante la contienda que serían su prioridad: las familias pobres y de clase media, mientras que los más ricos recibirán más recortes de impuestos.

El plan, denominado “América Primero” (“America First”), en alusión a su eslogan de “recuperar la grandeza de EEUU”, sólo abarca los fondos “discrecionales”, es decir gastos que fluctúan año con año, según disponga el Congreso, en contraste con los obligatorios, que conforman la segunda categoría de gastos y son fijos.

A continuación, un listado de los departamentos y programas federales “castigados” con recortes de más del 20% para el año fiscal 2018, que comienza en octubre próximo:

Agencia de Protección Ambiental (EPA).-  El plan prevé un recorte del 31% de su presupuesto, que totalizará $5,700 millones, lo que conllevará a la eliminación de más de 50 programas para la protección ambiental,  y de unos 3,200 puestos de trabajo, o una quinta parte de su planilla laboral.

Este magro presupuesto supone la eliminación de programas internacionales contra el cambio climático, y un recorte del 50% para investigaciones científicas.

Departamento de Estado.- Aunque está a cargo de las relaciones de EEUU con el mundo, incluyendo el procesamiento de solicitudes de visa, este departamento recibirá un presupuesto de unos $25,600 millones, o un recorte del 28%, principalmente en el área de ayuda exterior.

El presupuesto prevé recortes en la asistencia alimentaria a países golpeados por desastres naturales, y en los fondos de EEUU para Naciones Unidas y el Banco Mundial; elimina los programas contra el cambio climático; ordena la re-orientación de la asistencia económica al exterior, y exige la consolidación de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).

Departamento de Agricultura.-  El presupuesto para la agencia encargada de programas de subsidios agrícolas y cupones de comida para gente pobre, además de hacer cumplir las leyes y reglamentos que rigen las condiciones laborales en el campo, será de $17,900 millones.

Esa cifra supone un recorte de $4,700 millones, o un 21% menos que en el año fiscal 2017.  El presupuesto para el programa de nutrición para mujeres, bebés y niños, conocido por la sigla “WIC”, bajará de $6,400 millones a $6,200 millones.

Departamento del Trabajo.- La agencia que estará a cargo del cubanoamericano Alex Acosta, el único hispano en el Gabinete presidencial, si el Senado lo confirma, tendrá que hacer ajustes con un presupuesto de $9,600 millones, un recorte del  21%.

Entre los programas afectados figuran los de capacitación laboral para jóvenes pobres y para personas de edad avanzada.

Adiós a la Cultura y las Artes.- Durante décadas, el gobierno federal ha aportado cerca de mil millones de dólares a cuatro agencias encargadas de promover el enriquecimiento cultural a través del teatro, baile, y bellas artes.

Pero la Administración Trump ha ordenado su virtual desmantelamiento, eliminando fondos a organizaciones sin fines de lucro.

Así, el “National Endowment for the Arts” y el “National Endowment for the Humanities” perderán, cada una, $148 millones, y el Instituto de Servicios de Museos y Bibliotecas, se quedará sin $230 millones.

La “Corporation for Public Broadcasting” (CPB), que financia en buena parte a la cadena de radio pública “National Public Radio” (NPR) y a la cadena televisiva pública “Public Broadcasting Service” (PBS), perderá $445 millones, según la propuesta.

En cambio, los departamentos de Asuntos para Veteranos, de Seguridad Nacional y de Defensa, recibirán un incremento de fondos del 6%, 6,8% y 10%, respectivamente.

Otros departamentos federales afrontarán recortes que van desde casi el 1% para la agencia espacial NASA, del 13% para los departamentos de Vivienda y Transporte, respectivamente; de casi el 14% para el de Educación; del 16% para el de Comercio, y del 17,9% para el de Salud y Recursos Humanos

El resto de las agencias tendrá recortes también, según el plan que no deja a nadie a salvo.