Congresista de California advierte a Trump: “Prepárate para un juicio político”

La congresista demócrata de California Maxine Waters (D-CA) amenaza veladamente a Trump con un juicio político en su cuenta de Twitter

Congresista de California advierte a Trump: “Prepárate para un juicio político”
Maxine Waters durante declaraciones sobre la influencia de los rusos en las elecciones.
Foto: Getty Images

De todos los legisladores electos al Congreso, la representante demócrata por California Maxine Waters es una de las que se destaca por no tolerar con paciencia la presidencia de Donald Trump.

Ella se negó a asistir a la inauguración, no asistió al primer discurso de Trump al Congreso, y comenta frecuentemente en las redes sociales  sobre el juicio político que puede costar la presidencia a Trump, desde antes de que tomara posesión del cargo.

Ahora, ella está de vuelta de nuevo, twitteando el martes por la mañana: “Prepárate para un juicio político”:

El tuit de Waters se publica un día después del testimonio del Director del FBI, James Comey, en la audiencia del Comité de Inteligencia de la Cámara sobre la influencia de Rusia en las elecciones de 2016. El lunes, Comey reveló que el FBI estaba investigando posibles contactos entre la campaña de Trump y cualquier persona involucrada en la influencia de Rusia en la campaña.

Waters compartió en Twitter después del testimonio de Comey un comentario sobre por qué ella no lo cree, y su opinión de que también él interfirió en las elecciones.

En una declaración de dos párrafos en la audiencia del Comité de Inteligencia de la Cámara que publicó en Twitter, Waters escribió que Comey “tiene cierta responsabilidad, junto con los rusos, en añadir a la confusión y la campaña de desinformación que llevó a la elección de Donald Trump”.

Los procedimientos de juicio político que conllevan la destitución de funcionarios electos para el gobierno han sido iniciados por la Cámara más de 60 veces, pero menos de un tercio han llevado a destituciones del cargo. Fuera de los 15 jueces federales acusados por la Cámara, sólo dos presidentes (Andrew Johnson y Bill Clinton), un secretario de gabinete y un senador de los EEUU también fueron juzgados.