Exfeligrés ataca a pastor de iglesia del valle de San Fernando

Fue asaltado por un "conocido" que no había visto en años

Exfeligrés ataca a pastor de iglesia del valle de San Fernando
Rudy Trujillo (centro) se encuentra hospitalizado tras el incidente violento.
Foto: Captura/KTLA

Un amado pastor de San Fernando estuvo en la sala de urgencias el miércoles por la noche tras sufrir un ataque de un exparroquiano que le dejó con una fractura de cadera y laceración en su cabeza.

Rudy Trujillo, conocido por muchos en la comunidad como “Pastor Rudy”, fue llevado al hospital a las 11 de la mañana después del asalto ocurrido en el bloque 700 de la avenida North Maclay, según el jefe de la Policía de San Fernando, Anthony Vairo.

El hijo de Rudy, Joshua Trujillo, dijo a KTLA que su padre estaba saliendo de su coche estacionado cuando fue golpeado por una persona que no había visto desde que el hombre abandonó su congregación hace unos años.

El sospechoso no está bajo custodia. La policía sabe el nombre del hombre pero no lo han revelando ya que podría interferir con su investigación, informó la policía.

“Realmente no sabemos cuál es el motivo, simplemente sabemos que fue conocido por el pastor Rudy”, dijo el sargento Irwin Rosenberg a KTLA.

El sospechoso es descrito como un hombre hispano de unos 30 o 40 años que conducía una camioneta Dodge blanca.

Se supone que el pastor se se sometería a cirugía de reemplazo total de cadera el miércoles por la noche, informó su familia.

Junto con su esposa, el pastor latino lidera la congregación en el Faith Center en San Fernando y realiza actividades de extensión con el programa de Reducción de Pandillas y Desarrollo Juvenil del alcalde Eric Garcetti. También es activo en el gobierno local, sirviendo como presidente de la Comisión de Transporte y Seguridad de San Fernando.

A principios de este mes, Rudy habló en la vigilia de Eli Rodríguez, el adolescente de San Fernando, cuya desaparición y ahogamiento accidental en medio de fuertes tormentas sacudieron a la comunidad.

Uno de los últimos proyectos del pastor fue la organización de un evento dedicado a la intervención de pandillas y drogas, titulado Stop the Violence –organizado en 777 N. Maclay Ave., cerca del sitio del ataque del miércoles. La reunión continuará según lo planeado, dijo su hijo Joshua.