Este fin de semana llueve en el sur de California

Si vas a salir este sábado, no olvides tu paraguas en casa
Este fin de semana llueve en el sur de California
La lluvia ha sorprendido esta mañana en Los Ángeles
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

California ya no está en estado de emergencia por la sequía más severa jamás registrada en su historia –pero la madre naturaleza funge a su ritmo, y este fin de semana nos regará con más lluvia de la actualmente necesitamos.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS por sus siglas en inglés) informó que el sábado lloverá en el sur de California. En algunas zonas, en San Luis Obispo y Santa Barbara se espera que comience el aguacero la noche del viernes, para después trasladarse una leve tormenta a los condados de Los Ángeles y del Inland Empire.

Según el servicio climatológico, en Los Ángeles se espera que solo perdure la lluvia unas cuantas horas, entre mediodía y el anochecer, con una pronosticada acumulación de media pulgada o menos.

El NWS especula que también se dejarán sentir fuertes vientos en el sur de California, por lo que en las costas se emitirá una advertencia a marineros no tan experimentados que naveguen botes pequeños en las aguas. Se estima que los vientos lleguen a registrarse a una velocidad de 45 millas por hora.

Las zonas más afectadas del sur de California serían aquellas propensas a deslaves debido a los trozos de tierra sueltos a causa de incendio a recientes, como el de Colby en las montañas de San Gabriel y el de Fish en la zona montañosa de Duarte.

Para residentes que posiblemente sean afectados por inundaciones de lluvia y debris, se les pide limpiar los drenajes de afuera, y despejar la calle de cestos de basura y otros objetos. En caso de que se inunden las calles, estos artículos podrían causar aún más daños y obstrucciones sobre las vías.

Además, pueden obtener bolsas de arena para salvaguardar puertas, ventanas y otras entradas a su residencia de la lluvia. Estas se pueden conseguir gratuitamente en la estación de bomberos más cercana de su residencia.

 

En Los Ángeles se declaró un estado de emergencia el mes pasado, debido al posible desbordamiento del acueducto de Los Ángeles por las fuertes lluvias de los últimos cuatro meses que han rellenado su embalse. Pese que la precipitación de este sábado no será agravante, la ciudad trabaja a contrarreloj para evitar daños por un posible desbordamiento de la represa.