Ayuda legal: Hasta que la Migra nos separe

Contraer matrimonio solo para agarrar "papeles" puede traerte graves problemas legales
Sigue a La Opinión en Facebook
Ayuda legal: Hasta que la Migra nos separe
Los matrimonios 'por papeles' son un problema que intentan detener las autoridades de migración.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La semana pasada, una mujer de Pasadena fue sentenciada a seis meses de cárcel por su papel en un fraude migratorio liderado por su padre, en el que personas de China pagaban miles de dólares para “casarse” con ciudadanos estadounidenses.

Lynn Leung, de 44 años, también tendrá que pagar $4,000 dólares en multas y deberá cmplir con tres años de libertad condicional una vez salga de prisión, infromó la Oficina del Fiscal Federal en Los Ángeles.

Leung se declaró culpable en 2016 de un cargo de conspirar para cometer fraude de visa y matrimonio. Su padre, Jason Shiao, de 67 años y residente de Santa Fe Springs, se declaró culpable en enero del mismo cargo y se espera que sea sentenciado esta semana en la corte federal.

Los fiscales dicen que personas de origen chino pagaron a los acusados hasta $500,000 dólares para entrar en matrimonios falsos con ciudadanos de este país, con la intención de obtener tarjetas de residencia permanente (green cards), que les permitieran vivir legalmente en Estados Unidos.

Shiao se hacía pasar por un abogado y su hija se encargaba de contratar a las “parejas” estadounidenses para sus clientes. Ambos entrenaban a estas parejas sobre cómo hacer que el matrimonio pareciera genuino cuando se presentaran con agentes migratorio.

También preparaban y presentaban peticiones migratorias y creaban registros fraudulentos para las falsas parejas, incluyendo contratos falsos de arrendamiento de apartamentos, fotos del matrimonio y cuentas bancarias, indicó la Oficina del Fiscal Federal.

Problemas legales

Contraer nupcias por el simple hecho de “arreglar papeles” puede ser un arma de doble filo – nada de amor y muchos problemas con la justicia.

Además, expertos indican que casarte con un ciudadano no te garantiza una legalización. Si el agente migratorio que te entrevista a ti y a tu pareja – a menudo por separado – encuentra que hay cosas que no conjugan, puede no solo negar tu solicitud, sino también denunciarte ante las autoridades.

Aún si convences al agente migratorio, esto solo te concede una residencia condicional, que caduca en dos años. Para poder convertirte en residente permanente, el inmigrante debe una vez más, y con la ayuda de su esposa (o) estadounidense, probar la validez del matrimonio.

Y si el inmigrante decide hacerse ciudadano, debe probar una vez más que todo es válido. Si para entonces ya se han divorciado, esto generará preguntas.

Ten en cuenta que casarte con un ciudadano estadounidense no significa que tu historial criminal no vaya a ser tomado en cuenta. Cualquier delito puede descalificarte.

Si te agarran posando en un matrimonio falso, las leyes son muy claras y estrictas. No solo podrán deportarte, sino también encarcelarte por un máximo de 5 años y multarte por hasta $250,000 dólares.