La mayoría de californianos no están listos para la jubilación

Así lo confirma un sondeo realizado por AARP entre personas de 36-70 años
La mayoría de californianos no están listos para la jubilación
Cuide bien sus ahorros para su retiro.
Foto: Shutterstock

Una encuesta de trabajadores de 36-70 años realizada por AARP –la organización que aboga por los adultos mayores- encontró que en su mayoría los californianos no están listos para la jubilación; y mientras permanecen optimistas, muchos enfrentan problemas por el alto costo de la vivienda y dificultades para ahorrar para su retiro.

El estudio titulado “California Dreaming…or Struggling: Gen X and Boomer Financial Security” revela que este sentimiento de inseguridad financiera es particularmente pronunciado para los Gen Xers (las personas que nacieron entre 1961 -1980).

Muchas veces, sus gastos de vivienda son un obstáculo “importante” para ahorrar para la jubilación, y más de la mitad de los encuestados, seis de cada diez (61%), han considerado abandonar el estado debido al alto costo de vida.

Nancy McPherson, la directora estatal de AARP de California, dijo que la investigación revela que el costo de la vivienda en California ha alcanzado un nivel de crisis.

“Según nuestra investigación”, dijo, “existe una amplia base de apoyo para la legislación que aborda el acceso a vivienda asequible y ahorros para la jubilación. Y aproximadamente el 71 por ciento de los Gen Xers creen que sus funcionarios electos no están haciendo lo suficiente para resolver estos problemas”.

“Muchos californianos no están preparados para un gran revés financiero”, dijo Patricia Pérez, presidente de AARP en California.

Este estudio nos dice que más del 42 por ciento no podría cumplir con un gasto financiero de $5,000 dólares o menos, y otro 22% (uno de cada cinco) no podría pagar un gasto de emergencia de $1,000 dólares o menos. AARP informará de esto a los legisladores y espera trabajar con la comunidad y los funcionarios electos para crear conciencia y explorar posibles soluciones que ayudarían a resolver la presión financiera que tantos californianos experimentan”.

El estudio de AARP también muestra que los californianos, aunque son optimistas acerca de sus últimos años, todavía ven la seguridad financiera como un objetivo distante  —y muchos permanecen en la fuerza laboral por más tiempo.

Esta cuestión es particularmente pronunciada entre los Gen Xers, los latinos y los asiáticos que citaron no tener suficiente dinero después de pagar las cuentas y pagar los gastos de vivienda como importantes obstáculos para el ahorro para la jubilación. Los Gen Xers son más propensos a decir que los costos de vivienda y educación limitan su capacidad de ahorrar, mientras que los Boomers (aquellos nacidos entre 1946 – 1964) citan los gastos de vivienda y salud como obstáculos para el ahorro, especialmente para su retiro.

Proyecto legislativo

Otro problema es que muchos californianos no tienen acceso a planes de ahorros en el lugar de trabajo. Alrededor de 7.5 millones de personas trabajan para empleadores que no ofrecen un plan de ahorros de jubilación.

Dos tercios de esas personas son trabajadores de color, casi la mitad son de origen latino. Dos tercios de los habitantes de California trabajan para pequeñas empresas con menos de 100 empleados que, por lo general, no tienen los recursos o la capacidad para ofrecer cuentas de ahorros para la jubilación. Uno de los obstáculos es la capacidad de contribuir directamente con su cheque de pago a un programa de ahorros para la jubilación.

Por esta razón, AARP respalda las iniciativas del Tesorero Estatal de California, el Presidente Interino del Senado Estatal de California y la Junta de Inversión de Ahorros para Jubilación Secure Choice de California que apoyan el Proyecto de Ley del Senado estatal SB 1234, que promoverá mayores ahorros para los trabajadores del sector privado que actualmente no tienen acceso a planes de ahorros de jubilación patrocinados por el empleador de la siguiente manera:

  • Brindando acceso a un plan de ahorros voluntario, de bajo riesgo, de bajo costo y transferible;
  • Proporcionando participación a través de la inscripción automática, con la opción de cancelar;
  • Permitiendo contribuciones directas de nómina.