El jinete puertorriqueño John Velázquez conquista el Derby de Kentucky

El boricua cruzó primero la meta montando al Always Dreaming
El jinete puertorriqueño John Velázquez conquista el Derby de Kentucky
El boricua John Velazquez ganó el Derby de Kentucky
Foto: Getty Images

Ni la tarde nublada, ni la lluvia, ni el lodo y ninguna adversidad fue impedimento para darle a Puerto Rico otra alegría en el ámbito deportivo.

El jinete boricua John Velázquez conquistó ese sábado el Derby de Kentucky cabalgando al corcel número 5 Always Dreaming, y que, haciéndole honor a su nombre nunca dejó de soñar para rebasar la tan ansiada meta por casi tres cuerpos, para alzarse con la victoria, aún cuando su condición de favorito era ligera.

Aunque antes ya habían conseguido alguna victoria, es la primera ocasión que Velázquez y el entrenador Todd Pletcher logran un triunfo de manera conjunta, pues ahora lo consiguieron en la tarde lluviosa de Churchill Downs.

El coach Pletchr y el jinete Velázquez ya habían hecho equipo en otras ocasiones y son los que más dinero han ganado en el hipismo.

Always Dreaming, el caballo del jinete puertorriqueño, se encontraba 9-2 en las apuestas y logró que por quinto año consecutivo un favorito del Derby de Kentucky conquistara la carrera, es decir, se trata de la recha más larga en condiciones de favoritos desde la década de los setentas.

El pura sangre logró recorrer un total de 1.25 millas en un tiempo de 2:03.59 y el segundo y tercer lugar correspondieron para los corceles Lookin At Lee y Battle of Midway, respectivamente.

En esta ocasión, el jinete mexicano Víctor Espinoza no corrió con la misma suerte, pues no pudo lograr su cuarto triunfo en la edición 143 de la legendaria prueba del hipismo estadounidense.

El jinete de 44 años ahora montó a Gormley, con el que ya había logrado el triunfo en el Derby de Santa Anita, pero este sábado, el caballo no fue lo suficientemente rápido para cruzar primero la línea de meta, incluso, se tuco que conformar con el noveno lugar.

Fue en 2015 cuando Espinoza y su fiel American Pharoah hicieron historia, cuando conquistaron la Trilpe Corona al ganar en Kentucky, el Preakness Stakes y Belmont Stakes. Nadie lo había conseguido desde 1978.