En San Bernardino, 1 de cada 4 personas disparadas por la policía no portaba arma

Casi 75% de esas personas se hallaba bajo los efectos del alcohol o estupefacientes
En San Bernardino, 1 de cada 4 personas disparadas por la policía no portaba arma
Alguaciles responden a un tiroteo en Inland Regional Center, en la ciudad de San Bernardino.
Foto: David McNew / Getty

Una investigación conjunta entre la radioemisora KPCC y The San Bernardino Sun reveló que aproximadamente una de cada cuatro personas que recibió disparos de las diferentes fuerzas del orden en el condado de San Bernardino no portaba un arma.

Las organizaciones colaboraron con fin de aprender más acerca de los tiroteos que involucran a agentes de la policía en esa región.

Juntas recopilaron cientos de páginas de registros, desde enero 2010 hasta diciembre 2015, y descubrieron que en esos seis años, agentes policiales de las fuerzas del orden en el condado de San Bernardino le dispararon a por lo menos 103 personas.

Entre estas, 27 (26% del total) no portaban un arma.

Las organizaciones también descubrieron que 74 de esas personas (71% del total) presentaban síntomas de drogas o alcohol, índice que duplica lo que se ha registrado en el condado de Los Ángeles.

Una de las personas baleadas fue Tedd Wann.

Wann era adicto a la heroína. En 2012, su madre, Katherine Wann, llamó a la policía e informó que él estaba delirando. Poco después, el agente del Sheriff de San Bernardino, Marc Beitler, se presentó al hogar de la familia en la ciudad de Yucaipa para brindar apoyo.

Tedd Wann se espantó, huyó y se metió dentro de un cobertizo. Beitler fue detrás de él. Luego le disparó cinco veces y Wann murió.

Según los expedientes de los tribunales, Tedd Wann empujó a Beitler y lo amenazó con una pala.

Como respuesta a los hallazgos de KPCC y The San Bernardino Sun, los funcionarios dijeron que ellos nunca habían analizado la relación entre el uso de drogas y alcohol y los tiroteos involucrando a la policía.

Las fuerzas policiales del condado de San Bernardino están encargadas de la seguridad de dos millones de personas, en su mayoría de origen anglosajón y latino.


NOTAS RELACIONADAS