Primer grupo nacional boicotea a Texas en protesta contra “SB4”

Primer grupo nacional boicotea a Texas en protesta contra “SB4”
La comunidad indocumentada espera que los tribunales frenen la ley SB-4
Foto: Alex Segura / EFE

WASHINGTON.- La Asociación de Abogados de Inmigración de EEUU (AILA) anunció este miércoles que trasladará su conferencia anual de Texas a otro estado, en represalia por su promulgación de la punitiva ley “SB4”, en unos momentos en que crecen las voces a favor de un boicot nacional contra el estado.

La junta de gobernadores de AILA votó la semana pasada a favor de trasladar a otro estado su conferencia anual, que este año debía congregar a lo largo de tres días y medio a más de 3,000 miembros en Grapevine (Texas), en lo que supone el mayor encuentro de abogados de inmigración y expertos legales en Estados Unidos.

AILA tomó la decisión de trasladar su conferencia fuera de Texas  -no le quiere llamar un “boicot”-  por considerar que la ley “SB4” retira el rótulo de “bienvenidos” al estado, cuya economía depende en buena medida de los inmigrantes, tanto legales como indocumentados, y con todo tipo de destrezas laborales.

En declaraciones hoy a este diario, William Stock, presidente de AILA, explicó que cancelar semejante encuentro no fue una decisión que se tomó a la ligera pero, reflejando el deseo y la “ansiedad” de sus miembros -muchos de ellos inmigrantes-, el  grupo no podía sostener la conferencia en un estado que aprobó la “SB4”.

Por ahora, el grupo no ha decidido dónde realizar el encuentro.

Irónicamente, en 2010, AILA canceló su conferencia de otoño en Arizona, que ese año promulgó la ley anti-inmigrante “SB1070”, y la trasladó a Texas.

“Nos pareció importante dejar de manifiesto que no vamos a llevar a Texas una conferencia de 3,000 personas, que genera entre $2 millones y $3 millones en gastos directos, a un estado que ha promulgado una ley que contraviene los valores de nuestra organización y nuestra defensa de los inmigrantes, sus derechos y sus contribuciones en EEUU”, explicó Stock.

“No sé si (retirar) nuestra conferencia relativamente modesta va a ejercer gran presión en Texas, pero desde luego queríamos mandar el mensaje de que estados que optan por tratar mal a los inmigrantes y a las comunidades que los reciben tienen que atenerse a las consecuencias si la gente sopesa continuar haciendo negocios allí”, enfatizó Stock, quien denunció que la “SB4”  es un ataque contra los principios de justicia, el debido proceso, y un trato equitativo bajo las leyes.

Stock precisó que, como próximo paso, AILA continuará trabajando con sus miembros y clientes en Texas y con otras agrupaciones para luchar contra la “SB4”.

La legislación, que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre, prohíbe y sanciona las ciudades “santuario”; permite que las autoridades, incluso en recintos universitarios, pregunten por el estatus migratorio de las personas; autoriza a la policía local a arrestar a inmigrantes indocumentados, e impone sanciones criminales por hasta $25,000 al día y la destitución de cualquier funcionario público o jefe policial que desobedezca esta ley.

La “SB1070” como botón de muestra

AILA y otros grupos locales estatales y nacionales, como el Concejo Nacional de La Raza (NCLR), boicotearon a Arizona en 2010 tras la aprobación en ese estado de la ley “SB1070”, otra legislación que se ensañó contra los inmigrantes indocumentados.

Posteriormente, el Tribunal Supremo bloqueó muchas de las cláusulas de la “SB1070”, apodada “muéstrame tus papeles”, salvo la que permite que la policía local pregunte por el estatus migratorio de las personas.

Tras el boicot de 16 meses, Arizona perdió un dos por ciento de su Producto Interno Bruto. Tan sólo el sector de turismo y convenciones sufrió pérdidas por $752 millones, y muchas empresas, especialmente en los sectores agrícola y de construcción, afrontaron escasez de mano de obra por el éxodo de más de 200,000 inmigrantes indocumentados.

Más voces a favor de un boicot

Se desconoce si otros grupos retirarán sus eventos de Texas, pero, hoy mismo, los senadores demócratas Catherine Cortez Masto, de Nevada,  y Bob Menendez, de Nueva Jersey, pidieron a los organizadores del festival “South by Southwest” (SXSW) que consideren trasladar su evento anual fuera de Texas hasta que la SB4 “sea derogada o revocada por los tribunales”.

En semanas recientes, la presidenta de NCLR, Janet Murguía, dijo a este diario que no descarta un boicot como posible respuesta a la ley estatal.

El lunes pasado, la idea también fue sugerida por la Red Fronteriza para los Derechos Humanos (BNHR), como parte de una estrategia a corto y largo plazo contra la “SB4”.