Dos detenidos en Nueva York por presuntos vínculos con Hizbulá

Se cree que ambos hombres estaban realizando labores de espionaje y preparación operativa del terreno para futuros ataques de la organización terrorista en Nueva York y Panamá.
Dos detenidos en Nueva York por presuntos vínculos con Hizbulá
Un arresto, incluso un viejo delito o una multa no pagada, puede tener consecuencias para su caso migratorio, pérdida de residencia o incluso dificultades con su ciudadanía. Foto: EFE.

NUEVA YORK.- Dos hombres fueron arrestados en los estados de Nueva York y Michigan por su presunto apoyo al grupo chií libanés Hizbulá, informó hoy la fiscalía federal de Nueva York.

Ali Kourani y Samir Eldebek fueron arrestados en el distrito neoyorquino de El Bronx y en Livonia, Michigan, respectivamente, y acusados de proveer y conspirar para suministrar material y apoyo a Hizbulá, declarado grupo terrorista por el Departamento de Estado en 1997.

También se les acusó por conspirar para recibir y recibir entrenamiento militar por ese grupo, así como otros cargos relacionados con posesión de armas.

Kourani fue acusado además de cometer fraude en sus documentos para convertirse en residente legal de este país porque mintió al asegurar que no pertenecía a ningún grupo terrorista, de acuerdo con la fiscalía.

Eldebek fue acusado además de recibir fondos de una organización terrorista.

Ambos fueron detenidos a principios de junio, pero los cargos en su contra permanecieron sellados hasta hoy, cuando se hicieron públicos ante un tribunal de Manhattan.

La acusación contra Kourani, de 32 años y que nació en el Líbano, indica que asistió a un campo de entrenamiento de Hizbulá en su país en el 2000. En 2003 entró legalmente a EE.UU., donde realizó estudios universitarios en ingeniería biomédica y administración de empresas.

La acusación asegura que Kourani recibió entrenamiento en espionaje, tácticas militares y armas y como parte de sus responsabilidades localizaba vendedores de armas en EE.UU. que pudieran apoyar las operaciones de Hizbulá.

También vigilaba instalaciones militares y de agencias del orden en Manhattan y Brooklyn.

Mientras tanto, Eldebek, de 37 años y ciudadano estadounidense, fue reclutado por Hizbulá en 2007 y en 2008 comenzó a recibir un salario del grupo chií hasta el 2015.

También recibió entrenamiento militar y es experto en explosivos, según informó la fiscalía, que indica que realizó misiones para la organización en Tailandia y en Panamá.