Jeff Sessions: el gran damnificado por las declaraciones de James Comey en el Congreso

Comey aseguró que Sessions se apartó de la investigación rusa por su participación en una serie de hechos, que al ser clasificados, no pudo develar ante Congreso
Sigue a La Opinión en Facebook
Jeff Sessions: el gran damnificado por las declaraciones de James Comey en el Congreso
El testimonio de Comey ante el Congreso ha colocado a Sessions de nuevo en el ojo del huracán
Foto: Luis Pablo Hernández / EFE

El fiscal general, Jeff Sessions, se defendió hoy del testimonio que dio ante el Congreso el ex director del FBI, James Comey, y aseguró que se apartó de la investigación rusa “solo” por su participación en la campaña del ahora presidente, Donald Trump.

El Departamento de Justicia contradijo en un comunicado la versión que dio ante el comité de Inteligencia del Senado Comey, quien sugirió que Sessions se apartó de la investigación rusa el 2 de marzo debido a su participación en una serie de hechos, que al ser clasificados, no desveló ante el público.

“Teníamos conocimiento de una serie de hechos que no puedo discutir en una audiencia pública pero que habrían hecho de su implicación en la investigación rusa un problema”, dijo Comey.

“Nuestra opinión es que él estaba muy cerca de inhibirse y que era inevitable”, añadió el exdirector del FBI.

Oficialmente, como recordó hoy en un comunicado el portavoz del Departamento de Justicia, Ian Prior, Sessions se apartó de las pesquisas sobre el Kremlin porque participó activamente en la campaña presidencial de Trump, acompañándolo a eventos y asesorándolo en temas de inmigración.

“Poco después de haber sido jurado en su cargo, el fiscal general Sessions comenzó a consultar con funcionarios de ética del Departamento de Justicia para determinar si debía apartarse de cualquier investigación existente o futura sobre cualquier asunto relacionado de alguna manera a la campaña presidencial”, dijo Prior.

Finalmente, debido a su participación en la campaña presidencial de Trump, el titular de Justicia decidió apartarse “solo por esa razón” de la investigación rusa, según Prior.

Sin embargo, cuando Sessions tomó la decisión acababa de salir a la luz que tuvo dos encuentros durante la campaña presidencial con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergey Kislyak.

Sessions no reveló sus conversaciones con el embajador ruso durante una audiencia en el comité judicial del Senado para ser confirmado como fiscal general, de forma que ese silencio fue lo que finalmente provocó las peticiones de legisladores republicanos y demócratas para que se apartara de la investigación.

El testimonio de Comey ante el Congreso ha colocado a Sessions de nuevo en el ojo del huracán.

En una intervención en el Congreso, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, consideró que el testimonio del exdirector del FBI “ha despertado una serie de preguntas sobre el fiscal general Sessions que él y su Departamento de Justicia deben responder inmediatamente”.

Según CNN, en una sesión cerrada con los senadores por la tarde, Comey desveló que Sessions tuvo un tercer encuentro que hasta ahora se había mantenido en secreto con el embajador ruso.

Ese encuentro supuestamente se produjo también durante la campaña presidencial.

El titular de Justicia tiene previsto comparecer ante un subcomité del Senado el próximo martes y los legisladores demócratas ya han adelantado que aprovecharán la ocasión para preguntarle sobre sus contactos con el Gobierno ruso y sobre su papel en la investigación sobre Rusia.