Más de 500 dispensarios de marihuana operan en Los Ángeles sin autorización

La ciudad ha presentado nuevas normas para la administración de tiendas de cannabis
Más de 500 dispensarios de marihuana operan en Los Ángeles sin autorización
Una planta de cannabis en CannaSearch, la primera feria de empleo de cannabis de Colorado.
Foto: Doug Pensinger / Getty Images

La ciudad de Los Ángeles reveló un nuevo conjunto de propuestas de reglas para regir la venta de cannabis, lo que representa la última fase en la reformulación de normas tras la despenalización de su uso lúdico.

El proyecto de normas limitaría las áreas de operación a zonas comerciales e industriales. Incluso, tendría que haber 800 pies de distancia entre los dispensarios.

De ser implementados los reglamentos, también sería prohibido vender marihuana dentro de 800 pies de distancia a cualquier escuela, biblioteca pública, parque e instalación para el tratamiento de alcoholismo.

La ciudad también presentó normas en torno a la administración de las tiendas, las cuales incluyen la prohibición del consumo de marihuana y alcohol in situ, así como el requisito de contar con sistemas videovigilancia y y someterse a auditorías e inspecciones. Incluso, antes de poder abrir un dispensario de cannabis, todo empresario sería obligado a proveer información detallada acerca de los propietarios, préstamos e inversionistas.

En marzo, Los Ángeles aprobó una medida que impone impuestos sobre la compra de marihuana recreativa. Según Ron Galperin, contralor de la ciudad, el próximo año Los Ángeles espera recaudar por lo menos $50 millones en ingresos fiscales derivados de las ventas realizadas en los dispensarios.

La ciudad también proporcionó un mapa de todos los dispensarios en la ciudad, señalando cuales operan conforme la ley y los 563 contra quienes la Procuraduría ha presentado cargos criminales. Haz clic aquí para navegarlo.