Rusia amenaza a EEUU con pagar con la misma moneda

El Kremlin aumenta la presión a Trump para que devuelva dos sedes diplomáticas rusas confiscadas por el gobierno de Obama
Rusia amenaza a EEUU con pagar con la misma moneda
Putin siempre ha negado cualquier labor suya para influenciar las pasadas elecciones
Foto: Marianna Massey / Getty Images

Fuerte amenaza del gobierno ruso contra Estados Unidos por culpa de dos sedes diplomáticas.  De no ser devueltas el Kremlin advierte una respuesta de “ojo por ojo”.

Rusia quiere que EEUU elimine las restricciones a dos propiedades diplomáticas rusas en EEUU, de lo contrario amenazan con tomar medidas similares contra propiedades estadounidense en su territorio, dijo el representante oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso María Zakharova.

“Exigimos que se nos regrese inmediatamente lo que fue quitando de forma absolutamente ilegal. Consideramos que las acciones de las autoridades de Estados Unidos son completamente inaceptables, ya que violan disposiciones de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961”, añadió.

A finales de 2016 el entonces presidente Barack Obama expulsó a 35 funcionarios rusos y confiscó dos edificaciones diplomáticas de este país en Nueva York y Maryland luego que se conoció de la interferencia usa en las elecciones presidenciales de 2016. En su momento el primer mandatario declaró que estos complejos estaban siendo “utilizados por personal ruso con fines relacionadas con inteligencia”.

De acuerdo con el Washington Post, la administración Trump, dijo a los rusos que consideraría devolver las propiedades a Moscú si el Kremlin levantaba la congelación, impuesta en 2014 en represalia por las sanciones impuestas por Estados Unidos, a la construcción de un nuevo consulado de Estados Unidos en San Petersburgo.

Por su parte un grupo bipartidista de senadores está exigiéndole a la administración Trump no devolver dichas sedes diplomáticas rusas y no acceder a las amenazas del Kremlin.

A pesar de que la administración Trump está actualmente bajo investigación del FBI por su posible relación con Rusia,  el hecho de que el presidente esté dispuesto a devolver las propiedades rusas alimentan las sospechas sobre una relación directa entre Trump y el Kremlin.