Pelotero boricua fue elegido como primera selección por los Giants de San Francisco

El jardinero maunabeño Heliot Ramos salió como 19 en el sorteo de novatos de Grandes Ligas
Sigue a La Opinión en Facebook
Pelotero boricua fue elegido como primera selección por los Giants de San Francisco
Por segundo año consecutivo la primera selección de un boricua salió de aquí mismo del patio, cuando los Gigantes de San Francisco optaron por el jardinero maunabeño Heliot Ramos.
Foto: Juan Luis Martínez Pérez / El Nuevo Día

Los años de sacrificios bajando tres y cuatro veces por semana desde el barrio Matuyas de Maunabo hasta Las Lomas en Río Piedras están comenzando a rendir fruto desde ahora, luego de que el jardinero puertorriqueño Heliot Ramos resultó escogido el lunes en la noche en el turno 19 de la primera ronda por los Gigantes de San Francisco en el sorteo de novatos de Grandes Ligas.

Puerto Rico volvió a tener una jornada gloriosa en el día inicial del sorteo ya que en total fueron dos los jugadores seleccionados en primera ronda, y otros dos en la segunda. En el turno 29 los Vigilantes de Texas escogieron al campocorto de padres boricuas, Christopher Seise, nacido en Nueva York y residente en Florida. Mientras, en la segunda vuelta, fueron seleccionados el receptor Mervyl Meléndez, en el turno 52 por los Reales de Kansas City, y el inicialista y jardinero Reynaldo Rivera, en el turno 57 por los Tigres de Detroit.

Pero acá en la Isla, reunidos en el hogar del agente de jugadores Willie Joe Ronda en un barrio de Guaynabo, amigos, familiares y otros allegados a Ramos, incluyendo por su puesto sus padres Pito Ramos y Norma Patrón se confundieron en abrazos y gritos de júbilo, pero también llanto de alegría.

Un llanto que por momentos se tornó en sollozos, pero no porque hubiera una pena que desahogar. Más bien parecía la reacción de alivio a meses, semanas y días de tensión por el esperado momento.

“… lo que me espera; en ser parte del equipo y empezar a trabajar fuerte, en irme para allá y subir rápido a Grandes Ligas”, fue la reacción inicial de Heliot al preguntársele lo que estaba pensando tras el emocionante momento de que su nombre fue mencionado en la transmisión de MLB Network, como selección de los Gigantes, la tradicional franquicia de la Liga Nacional, por la que han pasado varias figuras puertorriqueñas, entre ellas el miembro del Salón de la Fama, Orlando ‘Peruchín’ Cepeda.

Ramos no tiene otra cosa en su mente que ponerse un uniforme como jugador de liga mayor. Sabe que el proceso apenas comienza. Primero tiene que firmar su contrato como profesional, y pasar por el sistema de liga menor. Pero desde antes de que llegara la fecha esperada, Heliot tenía bien claro cuál es su deseo. Tal vez el que ha venido abrigando desde niño, y que se avivó durante la pasada semana, mientras estuvo realizando pruebas ante diversos equipos, incluyendo los Gigantes de San Francisco.

“Practiqué solo frente a ellos. Increíble. Una experiencia diferente; estar en un parque de Grandes Ligas eso es otra cosa, es algo que uno quiere pisar desde ya. Yo no quería ni draftear; yo quería jugar ya Grandes Ligas; imagínate”, dijo Ramos con una amplia sonrisa y aún con ojos llorosos.

El jugador de 17 años confesó que no pensaba que se iría tan alto como en el turno 19, pero sí tenía expectativa que fuera al final de la primera ronda o principios de la segunda.

“Sinceramente no; pensaba que iba a ser del 30 en adelante; pero yo intuía que iba a ser San Francisco… no sé. Fue algo que me dio ayer. Estaba así en casa y mi hermano me llamó y me preguntó, ¿quién tú crees que sea (el equipo)? Yo le dije San Francisco, y él me dijo, ‘yo también’. Sinceramente no es porque ellos me hayan escogido, es que es algo que yo sentí así de momento”, agregó Heliot sobre la conversación que tuvo con su hermano Henry Ramos, quien lleva más de un lustro jugando en las ligas menores y actualmente pertenece a la organización de los Dodgers.

Luego de la celebración, la familia y amigos se reunieron en el centro de la sala de Ronda, quien pidió una oración de agradecimiento a Dios, y que fue dirigida por su madre, Anita Ronda.

“No se puede describir (la emoción). Para eso se trabajó fuerte”, dijo por su parte Pito Ramos, padre de Heliot, quien evidentemente no tuvo muchas palabras mientras parecía aún embargado por la emoción.

En efecto fue mucho el sacrificio de la familia Ramos para llevar a Heliot hasta este momento. Willie Joe, su ahora agente, indicó que desde que Heliot llegó a jugar a Las Lomas en Río Piedras a los 12 años, sus padres aceptaron el reto de llevarlo tres y cuatro veces en semana desde Maunabo a los juegos y prácticas. Una trayectoria de una hora y 30 minutos, de ida y de vuelta.

Ese esfuerzo y compromiso ya le está rindiendo frutos. Tan pronto estampe su firma en el contrato con los Gigantes que lo convierta en profesional en los próximos días, Heliot recibirá un bono de $3.1 millones, el segundo más alto para un jugador desarrollado en la Isla después de los $4.8 millones que recibió Carlos Correa en 2012.

“Heliot pertenecía a ese grupo (de los primeros 20 seleccionados). El issue iba a ser los factores externos, la necesidad de los equipos. Y con la necesidad de peloteros de posición que tiene San Francisco, Heliot va a tener oportunidad de moverse rápido para llegar a Grandes Ligas”, dijo Willie Joe.

Royce Lewis fue el primero

En el primer turno general los Mellizos sorprendieron con la selección del campocorto y jardinero de escuela superior Royce Lewis, un jugador que estaba quinto en el ranking antes del draft.

Su selección fue sorpresiva porque precisamente no aparecía entre los primeros tres candidatos según el ranking de MLB.com. El pitcher derecho Hunter Greene, también de escuela superior, y quien figuraba como el favorito para convertirse en el primer pick, fue escogido finalmente en el segundo turno por los Rojos de Cincinnati.

Lewis es descrito como un jugador atlético que no posee precisamente un bateo de poder pero que produce constantemente batazos de líneas con suficiente fuerza para extrabases, gracias también a su velocidad en las bases.

Greene, por su parte, es un tirador con una recta impresionante que ya ha llegado a las 101 millas por hora. Según su reporte previo al sorteo, tira entre las 97 y 101 millas temprano en los partidos, y una vez avanza en entradas, su promedio es de entre las 95 y 98 millas.

Brendan McKay, un primera base, y Kyle Wright, un lanzador derecho, estaban clasificados segundo y tercero, respectivamente, según el ranking de MLB previo al sorteo, y algunos entendidos los consideraban candidatos serios a ser el primer pick. Finalmente no fueron escogidos muy lejos, pero bajaron al cuarto y quinto turnos, respectivamente. McKay fue seleccionado por los Rays de Tampa Bay, y Wright por Atlanta.

Los primeros 10 picks los completaron el patrullero Austin Beck (6to, Oakland), el inicialista Pavin Smith (7mo, Arizona), el jardinero Adam Haseley (8vo, Filadelfia), el segunda base Keston Hiura (9no, Milwaukee), y el guardabosque Jo Adell (10mo, Angelinos de Los Ángeles).