Garcetti cree que un monorraíl sobre la 405 podría reducir el tráfico

Se trata de un medio de transporte eléctrico, seguro y más barato de construir que un metro subterráneo
Garcetti cree que un monorraíl sobre la 405 podría reducir el tráfico
Monorraíl de Walt Disney World.
Foto: Archivo / La Opinión

Pensar en un monorraíl, trenes suspendidos o elevados sobre una única estructura, quizá tan solo nos sugiera algún recuerdo vago o nos traiga a la mente imágenes publicitarias de Las Vegas o de Disneyland. Hasta ahora, pues este martes el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, manifestó en una entrevista con KNW-AM “Ask the Mayor” su interés en construir en LA una línea de monorraíl con el fin de disminuir el denso tráfico de la autopista 405.

Garcetti dijo que un tren sobre tierra no puede atravesar el paso entre el Valle de San Fernando y Westside debido a la pendiente tan pronunciada que existe. “Bueno, los monorraíles pueden, y pueden ir más o menos a la misma velocidad que los vagones de un tren”, sugirió Garcetti.

Otras ciudades de los EEUU como Seattle, Newark, Nueva Jersey, Jacksonville o Florida ya cuentan con un sistema de monorraíl, trenes que viajan distancias relativamente cortas y que llevan menos pasajeros que el metro subterráneo u otros tipos de líneas de ferrocarril.

Los votantes del Condado de Los Ángeles aprobaron en noviembre la Medida M, un aumento del impuesto de ventas por el que se espera recaudar unos 120,000 millones de dólares en las próximas cuatro décadas que se destinarán a proyectos de transporte, como una posible línea ferroviaria a través del Paso Sepúlveda.

No es algo novedoso. La idea de construir un monorraíl ya fue considerada en proyectos de Metro con anterioridad. Se pensó como una buena manera de conectar Koreatown a Mid-Wilshire, pero finalmente se optó por el metro de tren pesado que ahora se está construyendo.

IMPORTAR EL MODELO CHINO

Durante la entrevista, Garcetti mostró palabras de elogio hacia un nuevo sistema de monorraíl construido por BYD Motors, una empresa china  de automóviles eléctricos y autobuses respaldada por Warren Buffett. De acuerdo con Bloomberg, la empresa BYD está manteniendo conversaciones con al menos 20 ciudades en China para implantar sus monorraíles.

La ciudad proporcionó 1,6 millones de dólares de fondos federales para ayudar a BYD a abrir su sede norteamericana en el centro de Los Ángeles. Esta misma compañía ya ha vendido varios autobuses eléctricos a la Autoridad Metropolitana de Transporte, la agencia que determinará el futuro de tránsito del Paso Sepúlveda.

Garcetti dijo que el nuevo sistema de BYD es mejor que los monorriaíles del pasado porque está diseñado para soportar terremotos, resulta más barato de construir y se puede utilizar en caso de emergencia: “Con una pequeña huella, con motores eléctricos, seguridad tanto contra terremotos como en términos de acceso, podría estar sobre la mesa”, sentenció Garcetti.

Este modelo de monorraíl funciona con electricidad, es respetuoso con el medio ambiente, capaz de circular en curvas cerradas y mucho más económico: al desplazarse sobre una base elevada evita los altos costos de excavación y mantenimiento subterráneo.

BYD asegura que su monorraíl SkyTrain cuesta un sexto de lo que cuesta un metro tradicional, mientras que sólo se necesita un tercio de tiempo para instalarlo.