Estos serán los nuevos damnificados de la política migratoria de Trump

El gobierno planea acabar un programa que permitía a empresarios extranjeros permanecer en EEUU para desarrollar sus empresas
Sigue a La Opinión en Facebook
Estos serán los nuevos damnificados de la política migratoria de Trump
La medida permitía a emprendedores permanecer en EEUU hasta por 60 meses
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

La administración de Donald Trump planea retrasar y, en definitiva acabar con una norma migratoria que permitiría a algunos empresarios extranjeros permanecer en EEUU mientras montan y desarrollan sus empresas. 

La noticia se conoció luego de que un miembro de la administración actual citó el borrador final sobre la medida a los medios de comunicación.

Esta especie de “Start-up Visa” o “Visa de inicio de empresa” es una parte esencial para el desarrollo de empresas de tecnología en el país, aseguran los líderes de Silicon Valley que han buscado durante años que el Departamento de Seguridad Nacional de vía libre a este beneficio migratorio,  informó el San Francisco Chronicle.

En en los últimos meses del gobierno pasado, Barack Obama aprobó la medida la cual entraría en rigor el próximo 17 de Julio.

La regla le permitía a empresarios extranjeros permanecer en los EEUU durante 30 meses, con la posibilidad de una prórroga de otros 30 meses mientras desarrollaban y consolidaban su empresa. Este beneficio migratorio no les daba la posibilidad de aplicar para la residencia legal.

Para tal, el extranjero debía demostrar que su negocio (Start-Up) contribuía al crecimiento o la creación de empleo, además debía demostrar que un inversor de buena reputación había invertido al menos $ 250,000 en su empresa.

Sin embargo la administración Trump informó que aplazaría la norma hasta marzo del próximo año. Durante este tiempo, el departamento de Seguridad Nacional estudiará la norma y decidirá si la elimina por completo. Luego de conocer la filtración a la prensa del borrador final sobre la medida, muchos miembros de Silicon Valley esperan lo peor.

El problema es que en la actualidad no existe ninguna forma directa para que un empresario extranjero, que viva en los EEUU, pueda desarrollar y construir empresa en el país.

El punto de esta regla era dar a los empresarios, que no califican para los programas de visados ​​existentes, la oportunidad de permanecer en los EEUU mientras desarrollan sus negocios.

Las visas que existen en la actualidad, como la visa H-1B y L-1, las cuales también están bajo revisión por parte de la administración Trump, son solo para que las empresas contraten empleados extranjeros.

Es por esta razón por la emprendedores jóvenes tienen que salir de EEUU al verse sin la posibilidad de permanecer en el país legalmente mientras montan su empresa.

Esta noticia llega precisamente cuando el gobierno adelanta la “semana de la tecnología” en la Casa Blanca. Durante esta cumbre el presidente Trump se reunió con los pesos pesados ​​de tecnología incluyendo al CEO de Microsoft, Satya Nadella y el CEO de Apple Tim Cook en un intento de reparar la tensa relación entre Silicon Valley y Washington.

Sin embargo la noticia sobre el aplazamiento de esta regla migratoria, sin duda alguna, profundizará las diferencias entre Trump y Silicon Valley.

Por ahora cientos de empresarios extranjeros que estaban aplicando para este alivio migratorio quedan a la deriva y a la espera de lo que pueda suceder con la regla que había aprobado Barack Obama.

Un portavoz de la oficina de ciudadanía de Estados Unidos y Servicios de Inmigración, dijo al San Francisco Chronicle que el departamento está “revisando la regla.”

Por su parte, este martes, cuatro senadores republicanos, Jerry Moran, R-Kansas, Orrin Hatch, republicano de Utah, y Jeff Flake y John McCain, R-Arizona, enviaron una carta al Departamento de Seguridad Nacional expresando su apoyo a la regla.

Esta regla “ayudará a que Estados Unidos siga siendo competitivo globalmente en relación con otros países que están implementando políticas de inmigración para atraer a los empresarios, como es el caso de Canadá y Francia”, asegura la carta.