El otro jugoso y secreto negocio del yerno de Trump

Jared Kushner no reveló un millonario acuerdo con un banco implicado en lavado de dinero

Guía de Regalos

El otro jugoso y secreto negocio del yerno de Trump
Jared Kushner es parte de la investigación por el "Rusiagate".

La información financiera y empresarial de Jared Kushner, yerno del presidente Donald Trump, se va revelando a cuentagotas.

Ahora se sabe que apenas un mes antes de las elecciones presidenciales, la compañía de bienes raíces del esposo de Ivanka Trump concretó un préstamo por 285 millones de dólares, para una propiedad cercana a Times Square en Manhattan, informó The Washington Post.

Eso quizá suene lógico para un empresario, el asunto es que Kushner ya era asesor de su suegro durante la campaña y, peor aún, no informó los detalles de este acuerdo con el Deutsche Bank, investigado por posible lavado de dinero de la mafia rusa.

Esta nueva pieza de información le complica a Kushner su caso ante el “Rusiagate”, ya que el fiscal especial Robert Mueller lo tiene en su lista de personajes clave en el caso.

El joven asesor de la Casa Blanca, quien además es un elemento importante en las relaciones con China y Medio Oriente, salió en la lista de funcionarios que podrían estar implicados con las intenciones del gobierno de Rusia y su injerencia en las elecciones, debido a que se reunió con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, a quien incluso le habría ofrecido “un canal especial” de comunicación con a Casa Blanca.

El Deutsche Bank es también uno de los bancos con los que el presidente Trump y sus empresas tienen relación, como se confirmó en la declaración de intereses liberada la semana pasada.

Las empresas del mandatario tienen deudas por más de 150 millones de dólares con Deutsche Bank, según ese documento.

El mes de las elecciones en EEUU, las acciones de ese banco comenzó a tener un crecimiento en el valor de sus acciones, que habían tocado fondo en septiembre, con un costo de 12 dólares, pero lograron un pico de 20 dólares en enero, a pocos días de la toma de posesión del presidente Trump, y desde entonces se ha mantenido estable, entre 16 y 18 dólares.