2,000 personas comparten 9 inodoros en Skid Row

La escasez de inodoros para desamparados expone a todo angelino a una crisis de salud pública
2,000 personas comparten 9 inodoros en Skid Row
De acuerdo al último conteo, hay 57,794 personas sin hogar en el condado de Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Con casetas que carecen de puertas y papel higiénico repartido por un ayudante, casi 2,000 personas en la zona de Skid Row en Los Ángeles comparten nueve inodoros cada noche.

Estos fueron los hallazgos de un reciente informe realizado por Los Angeles Central Providers Collaborative, una alianza de organizaciones que trabajan en la región. El estudio detalla las insalubres condiciones en las que viven miles de personas desamparadas en el centro de la ciudad.

Los autores también yuxtaponen las condiciones en el centro de Los Ángeles con los estándares establecidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU), la cual señala que se debe proporcionar un baño para cada 20 refugiados a largo plazo. Los Ángeles, por lo tanto, solamente cumple con un 10% de la necesidad.

La escasez de inodoros tiene la capacidad de fomentar una crisis de salud pública, explican los autores, ya que muchas personas desamparadas se ven obligadas a hacer sus necesidades corporales en las aceras y calles de la ciudad. Los que se esfuerzan por ser más discretos utilizan bolsas de plástico dentro de sus tiendas de campaña, si es que cuentan con ellas.

En entrevista con el diario The Guardian, Andy Bales, quien encabeza el refugio Union Rescue Mission, habló de su propia experiencia para destacar cómo los angelinos se pueden ver afectados. El año pasado, su pie derecho y parte de su espinilla fueron amputados a causa de una infección vinculada con sus condiciones laborales, en las que miles de personas desamparadas languidecen a diario.

“No debemos permitir que ningún ser humano sufra esa clase de humillación…de tener que usar la acera como inodoro, mucho menos vivir en la suciedad”, dijo Bales.

Para afrontar el problema, los autores del informe recomendaron hacer disponibles 100 inodoros portátiles de manera inmediata, así como mantenerlos abiertos las 24 horas del día.

La oficina del alcalde Eric Garcetti no impugna los hallazgos del informe. Al contrario, en 2012, el departamento de salud realizó un estudio que halló excrementos y orina en 8 de 10 cuadras que fueron examinadas, así como heces en dos desagües pluviales. El estudio subrayó que esto puede conllevar a casos de enfermedad diarreica, meningitis y tuberculosis.

Para mitigar el riesgo de dichas enfermedades, la ciudad realiza limpiezas de las aceras con frecuencia. Incluso, Alisa Orduna, directora de políticas para los desamparados en la alcaldía, informó que la ciudad ha asignado $500,000 para proporcionar los inodoros portátiles recomendados, pero que estos se cerraran durante la noche. Orduna también indicó que la ciudad está invirtiendo dinero para establecer baños públicos en dos parques cercanos.

Según el informe, puede haber hasta 43 inodoros disponibles para los residentes de Skid Row durante el día, pero eso aún está por debajo del estándar establecido por la ONU.