LAUSD elaborará plan de capacitación para ayudar a alumnos con dislexia

La discapacidad de aprendizaje afecta a un millón de niños en las escuelas de California
LAUSD elaborará plan de capacitación para ayudar a alumnos con dislexia
Algunas personas con dislexia no tienen problemas pronunciando las palabras, pero podrían batallar para entender lo que leen.
Foto: Thinkstock

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, por sus siglas en inglés) dio órdenes para la inmediata elaboración e implementación de un plan para capacitar a maestros para trabajar con alumnos con dislexia, una discapacidad de aprendizaje que dificulta la lectura, ortografía y escritura.

La decisión del consejo escolar del LAUSD fue celebrada por intercesores de padres, quienes la interpretan como una señal de que los distritos a través del estado finalmente proporcionaran los recursos que los alumnos necesitan, lo cual podría impulsar su implementación a nivel nacional. Actualmente existen intervenciones eficaces para apoyar a alumnos con dislexia, pero no todos los distritos las utilizan, alegando limitaciones financieras.

De acuerdo a la Asociación Internacional de Dislexia, dicha discapacidad de aprendizaje afecta a 15-20% de la población estadounidense, lo cual equivale a un millón de niños en las escuelas de California.

El consejo escolar le dio 90 días a la superintendente Michelle King para desarrollar el plan de capacitación, el cual permitirá que el personal y los maestros detecten señales de la dislexia, así como aplicar intervenciones y evaluaciones que se basen en investigaciones científicas. Según Scott Schmerelson, miembro del consejo quien patrocinó la medida al lado de Ref Rodríguez, la detección temprana de la discapacidad, combinado con intervenciones estratégicas, podría transformar las vidas de muchos estudiantes.

En entrevista con EdSource, Deborah Jacobson, quien presentó una demanda contra el Distrito Unificado Escolar de Berkeley en el norte de California por no proporcionar suficientes diagnosis e intervenciones, señaló que el no tener los recursos necesarios al alcance genera una situación en la que los “niños batallarán sin necesidad y podrían entrar a la sociedad siendo analafabetos funcionales, sin importar qué tan inteligentes …[y] capaces sean”.