Otra gran derrota para Ivanka Trump en la Casa Blanca

La "primera hija" dice abogar por la equidad de género, pero...
Sigue a La Opinión en Facebook
Otra gran derrota para Ivanka Trump en la Casa Blanca
Ivanka Trump es criticada por su doble discurso sobre la equidad.

WASHINGTON – La llamada “primera hija” Ivanka Trump ha dicho que su principal lucha en el gobierno de su padre Donald Trump es lograr la equidad en el ámbito laboral para las mujeres.

Sin embargo, parece que su padre tienen otra idea sobre lo que representa la equidad a la hora de contratar y remunerar a hombres y mujeres en la Casa Blanca.

Resulta que la media salarial de las mujeres es de 72,650 dólares al año, mientras que la de los hombres es de 115,000 dólares, indica un análisis del economista Mark Perry, del Instituto Americano Empresarial, publicó The Washington Post.

“Una empleada en la Casa Blanca de Trump gana 63.2 centavos por cada dólar que gana un empleado”, escribió el experto, lo que representa una diferencia de 37 por ciento, más del doble del 17 por ciento a nivel nacional, de acuerdo con el Centro de Investigación Pew, la brecha es más amplia que en 1980.

Durante la administración de Barack Obama, la diferencia era de 11 por ciento, la cual llegó a ese punto luego de que iniciara en 16 puntos.

La brecha salarial en la Casa Blanca abre también un tema de fondo, ya que en la actual administración las mujeres no son contratadas para puestos de mayor influencia y que alcancen salarios mejor pagados.

El investigador indica que 74 por ciento de los 23 empleados de mejor posición en la residencia oficial son hombres.

Ivanka ya perdió una batalla en la Casa Blanca, luego del retiro de EEUU del Acuerdo de París, para luchar contra el cambio climático, un tema en el que particularmente ella tenía interés.

Al darse a conocer las cifras de salarios demuestra que no logra ni siquiera influenciar ante su padre para lograr mejores posiciones para las mujeres, contrario a lo que supuestamente busca con un proyecto con el que se pretende empoderar más a empresarias.

La hija del presidente ha sido criticada en otros momentos por lo que se considera una doble moral, ya que por un lado tiene un discurso a favor de la igualdad, pero no hace mucho para lograrla.