Joachim Sauer, el enigmático esposo de la mujer “más poderosa del mundo”

Mientras su esposa decide el rumbo de Europa, este hombre detesta la publicidad y la luz de los reflectores
Joachim Sauer, el enigmático esposo de la mujer “más poderosa del mundo”
Sauer es profesor de química cuántica en la Universidad Humboldt de Berlín
Foto: BBC

Ella a menudo aparece rodeada de los hombres más poderosos del mundo, pero a él rara vez se le ve.

De hecho, en varias ocasiones incluso ha llamado la atención la ausencia de Joachim Sauer, el esposo de la canciller alemana Angel Merkel.

En la reciente cumbre de líderes del G20, celebrada en la ciudad alemana de Hamburgo, la anfitriona, la canciller Angela Merkel, estuvo ejecutando una delicada danza diplomática con los hombres fuertes del mundo.

Se le vio desayunando con el presidente estadounidense Donald Trump, almorzando con el mandatario ruso Vladimir Putin y el francés Emmanuel Macron, tratando de resolver asuntos contenciosos para lograr una posición conjunta en la reunión.

Su esposo, mientras tanto, hizo raras apariciones en la reunión.

Se sabe que Sauer (su nombre significa “amargo” o “malhumorado” en alemán) detesta la publicidad y se muestra notoriamente intimidado por las cámaras y los medios de comunicación .

Se dijo que en 2005, cuando su esposa estrenó el cargo de canciller- la primera mujer en ocupar el puesto-, el profesor Sauer se quedó en su casa y miró la ceremonia por televisión.

Cuando en 2007 la canciller fue anfitriona de otra cumbre en Alemania, la del G8, Craig Whitlock, corresponsal del diario Washington Post, escribió: “El gran logro de la canciller Angela Merkel… no tiene nada que ver con calentamiento global o con reducir las tensiones con Rusia”.

“Más bien, ha sido persuadir a su huraño esposo, que se presente (en esta cumbre)”.

Tampoco suele acompañar a su mujer en sus viajes oficiales al extranjero.

En mayo pasado, cuando accedió viajar con Merkel a la cumbre del G7 en Taormina, Italia, su aparición al lado de las primeras damas fue motivo de grandes titulares en Alemania.

En los más de 10 años que su esposa ha estado en el poder, Sauer rara vez ha dado una entrevista . Las únicas veces que ha hablado en público ha sido sobre química teórica, su profesión .

Y en 2013 accedió a una entrevista con la agencia Reuters pero sólo para hablar de música, y específicamente de su gran pasión: la música del compositor alemán del siglo XIX, Richard Wagner.

Como cada año asiste al Festival de Música de Bayreuth, dedicado a la presentación de óperas de Wagner, los medios alemanes han apodado a Sauer el “Fantasma de la Ópera”.

¿Quién es Joachim Sauer?

Sauer, de 68 años, es profesor de química cuántica en la Universidad Humboldt de Berlín.

Es la misma universidad donde estudió química de 1967 a 1972 y donde recibió un doctorado en química en 1974.

Fue investigador en esa misma casa de estudios hasta 1977, cuando se unió al Instituto Central de Fisicoquímica en Berlín, uno de los principales institutos científicos de la antigua Alemania oriental (República Democrática Alemana).

Tras la reunificación de Alemania Sauer pasó un tiempo trabajando en Estados Unidos en BIOSYM Technologies, una empresa de software para la investigación científica basada en San Diego.

Al regresar a Berlín, en 1992, se unió a la Sociedad Max Planck, una de las organizaciones de investigación científica y tecnológica más importantes del mundo, como jefe del Grupo de Química Cuántica.

Y un año después se convirtió en profesor de tiempo completo de la Universidad Humboldt.

Segundas nupcias

Sauer estuvo casado previamente con una química cuyo nombre nunca ha sido revelado públicamente. Y tiene dos hijos adultos fruto de ese matrimonio, Daniel y Adrian.

A diferencia de lo que pasa en muchos otros países, en Alemania, las vidas privadas de los políticos son realmente privadas y se sabe poco de ellas.

Lo que se sabe es que Sauer conoció a Merkel -quien también tiene un doctorado en química y en su día trabajó en investigación de química cuántica- en 1981.

Después de que el primer matrimonio de Merkel concluyó en divorcio en 1982 comenzaron a vivir juntos y se casaron en 1998.

Se dijo entonces que el matrimonio “pudo haber estado políticamente motivado”, quizás por la presión de la iglesia y de algunos miembros del partido de la canciller, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), que consideraban “inapropiado” que la líder del partido conservador vivieran con un hombre sin casarse.

Según el tabloide alemán Bil d el matrimonio “fue tan secreto que ninguno llevó a sus padres o amigos”. El diario asegura que algunos de los amigos más cercanos de Merkel sólo se enteraron de la boda por los periódicos.

Esta semana, durante la cumbre en Hamburgo, se informó que Sauer, en una rara demostración de participación política, llevaría a las primeras damas del G20, entre las que estaban la esposa e hija de Donald Trump, Melania e Ivanka, al Centro Alemán de Computación del Clima (Deutsches Klimarechenzentrum, DKRZ ), un centro para la investigación del clima y de los sistemas de la Tierra.

El plan, sin embargo, tuvo que ser cancelado debido a las manifestaciones de protesta que se llevaban a cabo en las calles de la ciudad.

En esta cumbre el profesor Sauer sí se dejó ver acompañando a su mujer, pero es probable que no volvamos a saber de él en meses.

Después de todo, él lo advirtió desde el principio: no importa hasta dónde ascienda su mujer en el firmamento político, él tiene toda la intención de permanecer fuera de la luz de los reflectores.