Gobierno de Maduro aplica represión “premeditada” contra disidentes, denuncia Amnistía Internacional

Al menos 91 manifestantes han muerto en Venezuela en los últimos tres meses
Sigue a La Opinión en Facebook
Gobierno de Maduro aplica represión “premeditada” contra disidentes, denuncia Amnistía Internacional
Tanto la policía como la guardia nacional han recurrido al uso de la fuerza contra disidentes.
Foto: AFP / Getty Images

WASHINGTON – El gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, está incitando a la violencia y recurriendo a la represión “premeditada” para silenciar a sus opositores, según denunció este lunes Amnistía Internacional, que además obtuvo video de la “violencia letal” contra manifestantes.

El grupo defensor de los derechos humanos dijo en un comunicado que la violencia contra manifestantes, que en los últimos tres meses se ha cobrado la vida de al menos 91 personas, apunta a una “política de represión violenta premeditada” por parte del gobierno de Caracas.

Lo que parecían reacciones aisladas de las autoridades venezolanas ante las protestas, de hecho indican una estrategia planificada por parte del gobierno del presidente Maduro para usar la violencia y la fuerza ilegítima contra la población venezolana para neutralizar las críticas”, argumentó Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

El grupo dijo que ha documentado casos que reflejan el uso ilegal de la fuerza de forma continua, la creación de mecanismos estatales para fomentar la represión violenta, y la incitación a la violencia mediante la retórica de gobierno, tres elementos que conforman esa estrategia “premeditada”.

Otro signo de que la estrategia está pensada para silenciar el creciente descontento social en Venezuela es que el gobierno tacha a los opositores como “terroristas” y les impide manifestarse, según Guevara-Rosas, quien instó al gobierno de Maduro a que haga un cambio radical y ponga fin a la “represión violenta premeditada”.

La cancillería venezolana condenó lo que consideró como injerencia extranjero y aseguró que Venezuela podrá superar la “tormenta de violencia”  a través de sus “instrumentos políticos”, incluyendo las elecciones.

Si el gobierno no hace cambios, se acumularán las pruebas “irrefutables” de la represión, y los responsables tendrán que rendir cuentas ante “mecanismos de la justicia criminal internacional”, advirtió Guevara-Rosas, cuyo grupo difundió a la prensa un video que demuestra la violencia contra los manifestantes.

Según fuentes oficiales citadas por Amnistía Internacional, desde que comenzaron las protestas callejeras el pasado 4 de abril, ha habido al menos 91 muertos y más de 1,400 heridos, en medio de carencias y una creciente crisis política y económica en el país sudamericano.

El grupo afirmó que ha podido corroborar que tanto la policía como la guardia nacional han recurrido indebidamente al uso de la fuerza  no letal contra disidentes, incluyendo bombas lacrimógenas, aunque también han usado armas letales, dejando una estela de muertos y heridos.

La violencia no ha sido solo contra los manifestantes, ya que las fuerzas de seguridad también han realizado ataques contra comunidades ajenas a las protestas callejeras, causando daños a viviendas y vehículos en lugares como Caracas y en los estados de Lara, Barinas, Carabobo y Táchira, dijo el grupo.

El sábado pasado, Amnistía Internacional aplaudió el traslado del líder opositor, Leopoldo López, de la cárcel de Ramo Verde a arresto domiciliario,  para completar su sentencia, como un “primer paso” para revertir la política de represión contra los disidentes.

Amnistía Internacional emitió la nueva alerta en la antesala de los comicios para la Asamblea Nacional Constituyente, que tendrá lugar el próximo 30 de julio.