EEUU cerrará su última mina de arena en el año 2020

Esta mina de arena se encuentra en la playa de la Bahía de Monterey

Guía de Regalos

EEUU cerrará su última mina de arena en el año 2020
Playa en Monterey, California.
Foto: DIANE CORDELL / FLICKR

La última mina de arena en los Estados Unidos, operada por la cementera mexicana Cemex y de la que, según el gobierno californiano, se extrae cada media hora arena suficiente como para llenar un camión de descarga, se cerrará en 2020; poniendo fin a lo que los expertos califican de “una erosión devastadora” de la bahía de Monterey.

La Comisión Costera de California aprobó por unanimidad este jueves un acuerdo para cerrar la planta de arena Lapis ubicada en una playa remota del condado de Monterey. Tales operaciones ya fueron prohibidas desde la costa de California hace 27 años, pero el operador Cemex continuó extrayendo arena debido a una laguna en la ley estatal.

“Este asentamiento es una victoria increíble para el público”, reconoció el Director Ejecutivo de la Comisión, Jack Ainsworth, “el condado de Monterey tiene algunos de los tramos más emblemáticos de la línea costera que se están perdiendo debido a una de las mayores tasas de erosión de todo el estado”.

No obstante, la empresa Cemex niega que la planta fuera la causa de la erosión. Tras una investigación del centenario sitio minero, la Comisión de Tierras del Estado envió el año pasado una carta en la que describía la gravedad de la situación y las medidas que tomaría para hacer cumplir la Ley Costera, incluyendo posibles sanciones financieras.

La presión para poner fin a estas operaciones aumentó en el mes de mayo, cuando la Comisión envió otra carta a Cemex en la que le informaba que la extracción no disponía del arrendamiento requerido y que continuar sin proporcionar compensación al Estado constituía una expropiación ilegal de bienes públicos.

El mes pasado, el Ayuntamiento de Marina consideró la operación de extracción de dragado molestia pública. Cemex firmó una propuesta de acuerdo el 23 de junio, en el que se establece la cantidad máxima de arena que puede ser removida durante los próximos tres años y se da un margen de otros tres años para restaurar el sitio y facilitar la transición de empleados.