Tribunal Supremo da “luz verde” a abuelos y familiares cercanos de inmigrantes musulmanes

El alto tribunal concedió una victoria parcial a Trump
Tribunal Supremo da “luz verde” a abuelos y familiares cercanos de inmigrantes musulmanes
El alto tribunal concedió una victoria parcial a Trump
Foto: Getty

WASHINGTON.- El Tribunal Supremo asestó este miércoles un revés a la Administración Trump al permitir que abuelos y demás familiares cercanos de inmigrantes de seis países musulmanes puedan viajar con visas a EEUU, libres de la veda a musulmanes, aunque aceptó restricciones para la mayoría de refugiados.

Así, la máxima corte del país reafirmó un dictamen de la semana pasada de un tribunal en Hawai, que hizo una exención temporal para abuelos y demás familiares cercanos de inmigrantes musulmanes en EEUU, mientras se resuelve el asunto de forma definitiva en los tribunales.

La orden ejecutiva sobre la veda a musulmanes, en la versión modificada que emitió el presidente Donald Trump en marzo pasado, ha sido objeto de un vaivén de litigios en diversos tribunales por parte de la Administración y de grupos cívicos opuestos a la medida.

El Tribunal Supremo sí aceptó las restricciones impuestas al ingreso de la mayoría de refugiados, aunque pidió que el Noveno Circuito de Apelaciones, en San Francisco (California), estudie a fondo lo relacionado con el ingreso de refugiados con “vínculos directos” a individuos y organizaciones de reasentamiento de refugiados en EEUU.

El dictamen respecto a los refugiados sentó mal entre la mayoría de defensores de los derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional y la Unión de Libertades Civiles de EEUU  (ACLU), por considerar que ésto dejará en limbo a alrededor de 24,000 refugiados cuyos casos ya habían sido aprobados.

La orden ejecutiva de Trump suspende por 90 días el ingreso de inmigrantes de Irán Libia, Siria, Somalia, Sudán y el Yemen, y por 120 días el ingreso de refugiados de todo el mundo, mientras evalúa cambios en el proceso de revisión de solicitantes de visas.

El pasado 26 de junio, el Tribunal Supremo ya había dado luz verde para la implementación parcial de la veda a musulmanes, aunque estudiará la totalidad del caso a partir de octubre próximo.

Mientras, había precisado el tribunal, los extranjeros pueden ingresar a EEUU si demuestran “conexión legítima”, o vínculos directos, con personas, instituciones y entidades en este país, incluyendo familiares cercanos.

Cuestión de definiciones

La Administración Trump había dicho inicialmente que la lista de “familiares cercanos” de inmigrantes musulmanes sólo incluiría a padres, hermanos, cónyuges, hijos y yernos.

Pero el jueves pasado, un juez federal en Hawai, Derrick Watson, dijo que esa definición era demasiado estrecha y debía incluir a abuelos, nietos, cuñados, tíos, sobrinos y primos, y la Administración decidió recurrir al Tribunal Supremo.

La Administración acudió al Tribunal Supremo en busca de aclaraciones, mientras el Departamento de Estado giró instrucciones a las embajadas y consulados de EEUU para incluir en la emisión de visas a los familiares cercanos que definió entonces el gobierno.