¿Retroceso para “Chicharito” Hérnandez su llegada al West Ham United?

El goleador mexicano regresó a la Premier League, pero no a un equipo de los "grandes"
¿Retroceso para “Chicharito” Hérnandez su llegada al West Ham United?
Chicharito regresa a la Premier League con el West Ham United.
Foto: PATRIK STOLLARZ / Getty Images

El West Ham es uno de los clubes con más historia del fútbol inglés, pero más por los jugadores que ha dado su cantera que por los títulos que acumula en sus vitrinas.

De su academia surgieron los legendarios Bobby Moore y Geoff Hurst, figuras en la selección que le dio a Inglaterra el título mundial en 1966, además de criar futbolísticamente a jugadores como Frank Lampard, Paul Ince y Rio Ferdinand, que se convirtieron en leyendas en otros equipos.

Pero el club más grande del este de Londres nunca ha ganado una liga desde que fue concebido en 1895 como Thames Ironworks o desde que fue rebautizado cinco años después con el nombre con el que se le conoce hasta ahora.

Es a este club que se espera llegue el mexicano Javier “Chicharito” Hernández luego que el West Ham anunciara el jueves que había llegado a un acuerdo con el Bayer Leverkusen alemán para fichar al delantero por unos US$17 millones.

Será el regreso de “Chicharito” al país y a la liga que le abrió las puertas al fútbol europeo, si bien la expectativa generada en 2010 por su fichaje con el Manchester United fue claramente muy distinta a la que despierta por su inminente arribo al estadio de Londres

Más allá del romanticismo que transmite su escudo, con dos martillos que le dan sentido al apodo que los identifica, es poco más lo que puede ofrecer el West Ham al máximo goleador en la historia del Tri.

Ni las palabras del portugués José Mourinho elogiando al nuevo proyecto que está armando el conjunto londinense cambian la realidad de un equipo que la temporada pasada finalizó en la 11ª posición.

¿Paso atrás?

Además de Chicharito, el West Ham incorporó al argentino Pablo Zabaleta, al portero Joe Hart y está cerca de concretar el fichaje del austriaco Marko Arnautovic.

“Pareciera que también están jugando a ganar la Liga Premier”, dijo Mourinho, pero sus declaraciones sonaron más como un mensaje a su propio club para asegurar el fichaje de un nuevo jugador.

Es probable que el equipo dirigido por el croata Slaven Bilic se ubique en la parte alta de la clasificación, como lo hizo hace dos años y sobre el papel es prácticamente imposible que logre emular la hazaña que el Leicester City alcanzó en la temporada 2015-2016.

En el mejor de los escenarios, el West Ham estará peleando por clasificar a la Liga Europa y buscar un título copero en Inglaterra, sea la Copa de la Liga o de la Copa de la Asociación de fútbol, la única que luce en su palmarés (la ganó en 1964, 1975 y 1980).

Una ambición que aparece muy distante a la que Chicharito tuvo cuando fichó con el Manchester United dirigido en aquel momento por Alex Ferguson.

Bajo las órdenes del escocés, el delantero mexicano ganó dos títulos de liga y anotó 50 goles en sus primeros tres años en Europa.

En ese momento se pensó que podría convertirse en uno de los grandes goleadores del fútbol europeo, pero el retiro de Ferguson de los banquillos en 2013 marcó el comienzo de la pérdida de protagonismo de Hernández.

En el turbulento año de David Moyes sólo consiguió nueve goles, los mismos que sumó con el Real Madrid cuando llegó a préstamo tras ser descartado por el holandés Louis van Gaal en el United.

La mayoría de ellos llegaron como sustituto, lo que dejó en evidencia que sus entrenadores no lo veían con capacidad de liderar el ataque de uno de los grandes clubes europeos.

Escape

Frente a esa realidad, Chicharito se vio obligado a abandonar la élite para buscar minutos de juego dentro del campo, por lo que fichó por Bayer Leverkusen alemán.

Si bien se trató de un equipo que nunca ha ganado la Bundesliga, el Leverkusen se había logrado consolidar como uno de los principales clubes en Alemania y asiduo participante de la Champions League.

Su comienzo con el club alemán fue fulgurante, consiguiendo 15 goles en sus primeros 11 partidos, que marcó el camino para el tercer lugar alcanzado por el equipo por detrás del Bayern Múnich y el Borussia Dortmund.

En total sumó 39 goles con el Bayer, pero el éxito de su primer año se vio un poco opacado por la irregular campaña la pasada temporada, en la que el equipo finalizó en el 12º puesto y fuera de las competiciones europeas.

Eso puede haber sido el detonante que impulsó a los directivos del Bayer a negociar el traspaso de Chicharito y aceptar la oferta del West Ham.

Falta saber si el jugador llegará a un acuerdo con el club londinense y los términos del contrato, pero a sus 29 años es posible que sea el último de su carrera en el fútbol europeo.

Una etapa que comenzó en la cúspide, pero que ha ido en franco retroceso.