20 años de cárcel para extorsionador de Menifee

Rodolfo de Hoyos demandaba a negocios por supuestamente no cumplir con los estatutos de la Ley Americana de Discapacitados (ADA)
20 años de cárcel para extorsionador de Menifee
El sospechoso es Rodolfo De Hoyos, de 56 años de edad.
Foto: Policía de Riverside

Un hombre de Menifee que defraudó a negocios del condado de Riverside por miles de dólares al demandarlos por supuestas violaciones a la Ley Americana para Discapacitados (ADA) fue sentenciado a 20 años en prisión por cometer 143 delitos graves.

Rodolfo de Hoyos, de 57 años, se declaró culpable en noviembre de cargos que incluían robo mayor, extorsión, y enviar cartas amenazantes con la intención de extorsionar.

La Oficina del Fiscal del condado de Riverside indicó que De Hoyos también enfrenta supervisión obligatoria por 40 años de parte de agentes de libertad condicional. El abogado defensor explicó que su cliente podría servir unos 10 años en la cárcel, dependiendo de su comportamiento tras las rejas.

De Hoyos servirá su sentencia en las cárceles del condado y no en prisión estatal, ya que sus delitos no son violentos.

La corte también le ordenó a De Hoyos restituir $58,000 dólares a 58 personas que defraudó entre diciembre de 2013 y diciembre de 2015.

Los crímenes

El acusado se hacía pasar como representante de la comunidad discapacitada de la zona y dejaba recados en los negocios alegando que violaban las leyes que protegen a personas con limitaciones físicas.

“De Hoyos se identificaba como dueño de ADA Advocates and Consulting [Abogados y Consultores de la ley que protege a las personas con discapacidad]. Los negocios contactados aseguraron que [se les dijo] serían contactados de nuevo vía correos electrónicos, cartas, llamadas e incluso en persona”, indicó la policía de Riverside.

Acto seguido, De Hoyos demandaba un acuerdo económico y advertía que era para que los negocios se evitaran gastos mayores. Advertía que los negocios podrían perder hasta $40,000 dólares en gastos legales, por lo que les pedía una cantidad para retirar los alegatos.

Según las autoridades, De Hoyos les pedía a los negocios entre $500 $10,000 para resolver el caso.  Se calcula que bajo esa amenaza llegó a colectar cerca de $140,000.

De Hoyos tiene discapacidad del 20 por ciento debido a una lesión degenerativa en la espalda, pero sí puede moverse, gracias a medicamentos.

Durante el juicio, los fiscales mostraron un video donde se le vía a De Hoyos jugando basquetbal en la cárcel.

?>