¿Es firme la legalidad del programa DACA para jóvenes inmigrantes?

En las próximas semanas habrá desafíos legales y una decisión política del presidente Donald Trump que afectará a más de 850,000 jóvenes inmigrantes y a sus familias y comunidades
¿Es firme la legalidad del programa DACA para jóvenes inmigrantes?
Una beneficiaria de DACA y su pequeño hijo se manifiestan esta semana en Los Angeles.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

La decisión que Donald Trump podría tomar sobre el futuro del programa de Acción Diferida para Arribados en la Infancia DACA será una decisión meramente política, ya que el programa “es constitucional y legal”, según enfatizaron esta semana diversos expertos y una carta enviada esta semana por más de 100 profesores de leyes.

La carta en cuestión, dirigida el lunes al presidente Donald Trump, explica que DACA 2012 es, “sin duda un ejercicio adecuado de la discreción procesal del ejecutivo”.

“La autoridad legal es clara como el agua”, expresa la carta, firmada por 105 profesores de leyes de todo el país. “Nuestra conclusión está basada en años de experiencia y en nuestro estudio de la Constitución, la ley y los estatutos migratorios”.

No obstante, DACA, un programa que acoge a más de 850,000 jóvenes inmigrantes, sigue siendo atacado como “ilegal” por diez procuradores estatales, que han dado plazo hasta el 5 de septiembre a Donald Trump para que lo elimine.

Además, la legalidad de DACA también está siendo debatida ante la Corte Suprema (SCOTUS), en el caso Brewer vs Arizona Dream Act Coalition, relativo a las licencias de conducir para dacamentados en Arizona.

Hace poco, SCOTUS pidió al Solicitor General (fiscal del gobierno federal) que presente argumentos sobre la legalidad de DACA, ya que el estado de Arizona aún está peleando contra el programa, argumentando que no está obligado a emitir licencias de conducir para los beneficiarios.

Según Tom Jawetz, experto migratorio del Centro para el Progreso Americano, esta opinión del fiscal podría ocurrir el próximo mes, al mismo tiempo que los fiscales de 10 estados amenazan con demandar a DACA en el mismo tribunal de Texas en el que desafiaron al programa DAPA.

“En mi opinión, hay gente en el gobierno de Trump que está tratando de lavarse las manos y decir que el programa realmente es ilegal y por eso lo van a suspender”, dijo Jawetz.

Por otra parte, expertos legales diversos apuntan que DACA del 2012 es muy diferente al programa DAPA que Obama intentó instituir en 2014 y que fue anulado por un juez federal y luego un tribunal de apelaciones.

“Hay significativas diferencias entre una cosa y otra”, dijo Andy Pinkus, abogado del bufete Mayer Brown. “Pero en DAPA, el número de personas afectadas era mucho mayor y había tecnicismos, como el uso de la frase “presencia legal”, que resultaron objetables”.

DACA fue instituido por el ex presidente Obama en 2012 y hace cinco años este mes empezó a implementarse.

En cualquier momento se espera una decisión del presidente Donald Trump respecto a la permanencia del programa.

?>