Elotero que sufrió agresión racista recibe carrito nuevo personalizado

Miembros de diferentes clubes de bicis de SoCal se unieron para diseñarle un carrito nuevo
Elotero que sufrió agresión racista recibe carrito nuevo personalizado
Foto: Aura Bogado / LAist

Hace poco menos de dos meses la historia de Benjamín Ramírez se volvió viral después de que un músico argentino derribara su carrito de elotes en Los Ángeles, tirando su mercancía al suelo y dañando su principal herramienta de trabajo: un modesto carrito que este domingo ha sido reemplazado por otro construido gracias a la ayuda altruista de diferentes miembros de clubes de bicicletas de SoCal.

Al igual que muchas personas que vieron el vídeo de la agresión, Jay Pee, del club de bicicletas Los Ryderz se sintió obligado a actuar, así que propuso a la familia de Ramírez idear un carro que se adaptase a sus necesidades. Pee se unió al soldador Art Ramírez, quien se dedica a montar bicicletas y carros para vendedores ambulantes desde hace más de 10 años, muchas veces reutilizando chatarra como materia prima, según LAist.

Art trabajó en el marco y en la caja que alojaría el nuevo carro, y poco a poco otros voluntarios se fueron sumando a su propuesta. Warren Wong, conocido como el ‘Rey de Ruedas’, donó ruedas hechas a medida con radios personalizados; Carlos Molina, de Los Bandoleros Bike Club, realizó el primer trabajo de pintura en los paneles del carro. En sólo cinco días, Pee organizó a 10 personas que donaron fondos, piezas y mano de obra.

TODO QUEDÓ GRABADO

Ramírez registró la agresión en su teléfono móvil, pues según él no era la primera vez que Carlos A. Hakas – el supuesto aggressor – le intimidaba y agredía. Este suceso se hizo viral en la Internet al encarnar la violencia e injusticia a la que se enfrentan con regularidad muchos de los vendedores ambulantes, especialmente en Los Ángeles donde el gobierno local no ha regularizado esta industria.

Su historia conmovió a su comunidad, que donó miles de dólares para ayudarle en las reparaciones y que continuase trabajando. El valor estimado de este nuevo carro alcanza los $2,500 dólares, según Pee. Para Ramírez significa una segunda oportunidad, pues según LAist, seguía usando su viejo carro pese a que le provocaba molestias físicas.