La clave para un mejor sistema de transporte en el condado de LA

Esta opción de transporte colectivo podría ser la solución allí donde Metro y autobús no llegan
La clave para un mejor sistema de transporte en el condado de LA
LA Metro espera lanzar un servicio de furgones bajo demanda para llenar las lagunas de su sistema de tránsito
Foto: HELSINKI REGION TRANSPORTE KUTSUPLUS

La agencia de tránsito de Los Ángeles ya maneja autobuses y trenes por todo el condado, pero ahora está buscando una nueva opción para el transporte colectivo que permita llenar los vacíos de un sistema, en demasiadas ocasiones, ineficiente. La solución para algunos pasa por un sistema alternativo de micro furgonetas a la carta.

Apodado micro-tránsito, estos vehículos podrían estacionarse en las esquinas de calles concurridas por aquellos que necesitan llegar a centros de tránsito o destinos no incluidos en el recorrido tradicional de autobuses y trenes.

“Es como combinar lo mejor del modelo Uber y Lyft con el mejor modelo de transporte público”, dijo Joshua Schank, director de innovaciones de la Autoridad Metropolitana de Transporte del condado de Los Ángeles.

Schank dijo que el servicio de furgones bajo demanda usaría un algoritmo para unir a varios usuarios a lo largo de una misma ruta, similar al servicio de pool que ya ofrece la compañía Uber, pero sin variación de precios en hora punta ni la necesidad de una tarjeta de crédito o de un smartphone.

Esta alternativa es considerada por muchos como la mejor opción para salvar las brechas existentes en la red de tránsito de Metro, en un momento en que este servicio público está luchando contra la disminución constante en el número de pasajeros.

¿CÓMO LO HACE UBER?

Metro planea asociarse con una empresa privada para llevar a cabo este servicio, para lo que ha estado estudiando modelos piloto similares desarrollados en lugares como Kansas City y Helsinki, en ambos lugares cancelados por no ser financieramente sostenibles.

“Ese es el mayor desafío que tenemos en mente, cómo lo hacemos sostenible. Es por eso que hemos recurrido desde el principio al sector privado para este proyecto”, dijo Schank.

Compañías como Uber son capaces de mantener costos mínimos pagando salarios más bajos a sus conductores que una agencia de transporte pública como Metro, con empleados sindicales que tienen cubiertos el mantenimiento y el combustible de sus vehículos.

También, el servicio de transporte público depende en gran medida de los subsidios de los contribuyentes. En Los Ángeles las tarifas de tránsito sólo cubren un tercio del costo de las operaciones, así que cuanto más caro sea el servicio, más subsidios serán necesarios.

En el programa de Helsinki, el costo para los contribuyentes habría sido de unos $15 dólares por viaje, con una tarifa de unos $3 dólares, el sistema se volvió insostenible para el gobierno.

Schank espera que más ciudades experimenten con este programa de micro tránsito. Metro planea comenzar a aceptar propuestas a partir del mes de octubre.

Alrededor de la web