México: Los matan porque se puede

México vive una tragedia humanitaria y nadie está a salvo
México: Los matan porque se puede
Aumentan las agresiones a periodistas en México.
Foto: EFE/Archivo

¿Por qué matan periodistas en México? La periodista respondió: Porque pueden.

Los periodistas son vulnerables porque el largo sometimiento de la prensa ante el poder político. Los que “se salen del huacal” son una anomalía y muchos encuentran la muerte.

Los medios de comunicación se someten con contratos de publicidad, concesiones para negocios para dueños y textoservidores, apelativo ganado a pulso y la propina para los de a pie. El miedo y la autocensura derivan de la mano dura que disciplina.

Medios en internet influyen marginalmente. Muchos siguen el juego, y los anómalos necesitan pasar por los oficializados para impactar, pero la lógica del dinero modera las voces. Las redes sociales son limitadas aunque tienden a crecer.

Una periodista extorsionaba políticos por medio de agentes locales. Cuándo una agente desapareció, la periodista se dijo perseguida.

Algunos periodistas cambiaron de cliente. Si gobierno y políticos pagaban por “protección”, publicar cosas favorables o silenciar lo negativo; creyeron poder venderle el servicio a los criminales; aunque le funcionó a muchos, caminaron en la cuerda floja y algunos se caen. Cuando alguien queda mal los criminales castigan asesinando; esos periodistas se equivocaron si creyeron que actuarían con impunidad e inmunidad con quién impone las reglas del juego.

Cuesta trabajo saber cuál periodista es corrupto; para no cometer injusticias metemos en el cajón de los justos a los que no lo son para no arriesgar la memoria de los asesinados por decir lo que no se debe decir en un país donde priva la impunidad.

No solamente los periodistas son asesinados. Entre las víctimas hay activistas pro derechos humanos, ambientalistas, ciudadanos cuyas propiedades son apetecidas por criminales y otros intereses ocultos. Esto lo documentamos en un artículo (http://www.inegi.org.mx/rde/2017/05/01/mexico-territorializacion-de-los-homicidios-las-razones-de-la-violencia-en-el-norte-del-pais/) donde correlacionamos las concentraciones de homicidios con la existencia de recursos naturales, como agua y gas.

Las mujeres engrosan la lista de infamias. No todas son asesinadas por su sexo, pero los depredadores sexuales actúan a sus anchas, porque se puede.

Se condena a las víctimas, porque toman, usan faldas cortas u otra estupidez de los que producen explicaciones imbéciles; las autoridades usan criterios machistas. No falta el idiota que diga que una mujer desaparecida se fue con el novio, o un descerebrado que recomiende a  las víctimas de violación vomitar sobre los perpetradores.

México vive una tragedia humanitaria y nadie está a salvo.

Los muertos alcanzan cientos de miles, muchos más son desplazados, el gobierno se enreda con el número de desaparecidos. No buscan a desaparecidos, ni investigan asesinatos, y las violaciones se cometen con impunidad porque se puede.

En México sucede todo por el maridaje criminales y los políticos y porque la lógica del delito penetró al gobierno. Esto es Crimen Autorizado. En México se puede sospechar, rumorar, pero no mencionarlo abiertamente porque la impunidad silencia las voces incómodas.

La sociedad no está dormida; está aplastada, espantada y el miedo se encarga de su silencio.