Corea del Norte “hackeó” planes militares de EEUU y aliados

La información incluyó la estrategia de cómo derrotar a líderes de Pyongyang
Corea del Norte “hackeó” planes militares de EEUU y aliados
Una amenaza de Kim Jong-un confirmó que tenía información sobre planes en su contra.

SEÚL – Un grupo de hackers de Corea del Norte robaron secretos militares, incluyendo planes conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur que detallaban cómo eliminar a los líderes de Pyongyang.

Rhee Cheol-hee, miembro del gobernante Partido Demócrata, dijo en una entrevista con medios locales que los hackers habían entrado en el centro de datos de defensa de Corea del Sur en septiembre del año pasado y se llevaron documentos militares clasificados.

Los información robada incluía un plan conocido como “Plan de Operaciones 5015”, que los Estados Unidos y Corea del Sur elaboraron en 2015 en caso de guerra con Corea del Norte, y procedimientos militares conjuntos detallados para una estrategia de derrotamiento contra el dictador Kim Jong-un y otros altos líderes, dijo Rhee.

Rhee, miembro clave del Comité de Defensa Nacional del Parlamento de Corea del Sur, dijo que las conclusiones fueron confirmadas tardíamente por el Ministerio de Defensa, publicó el Wall Stret Journal.

El gobierno de Corea del Norte ha negado su participación en los “hackeos”, pero en marzo, Pyongyang reaccionó a los planes de Estados Unidos y Corea del Sur por “un plan para para derrocar a Jong-un”, advirtiendo que estaba listo para “aplastar sin piedad los movimientos del enemigo” con su propia operación especial y ataque preventivo. Es decir, adelantándose a un ataque que supuestamente desconocía.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur dijo en mayo que sospechaba que Corea del Norte había hackeado la red militar del Sur, pero no hizo público un informe detallado de daños ni reveló qué datos habían sido robados, aunque ya tenía conocimiento de ello.

La tensión entre el gobierno norcoreano y el de EEUU ha ido en aumento, incluso el primero afirmó que la administración del presidente Donald Trump le había “declarado la guerra”, aunque eso fue descartado por la Casa Blanca y considerado “absurdo” por el mandatario republicano.