Gobernador Brown firma ley que borrará a miles del registro de delincuentes sexuales

Partidarios de la medida dicen que esta logrará que las autoridades se enfoquen en delincuentes de ‘alto perfil’

Gobernador Brown firma ley que borrará a miles del registro de delincuentes sexuales
Con la firma del gobernador Jerry Brown, el proyecto de ley entrará en vigor en enero.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Miles de californianos pronto podrán borrar sus nombres del registro estatal de delincuentes sexuales.

Con la firma del gobernador Jerry Brown, el proyecto de ley SB 384 entrará en vigor el 1 de enero de 2018. Esta medida fue creada para ponerle fin al registro perpetuo de personas que, de acuerdo al criterio de un juez, tengan poca probabilidad de volver a cometer nuevos crímenes.

El proyecto de ley se presentó a petición de Jackie Lacey, fiscal del condado de Los Ángeles, y otras autoridades policiales que alegaban que el registro, con más de 105,000 nombres, es demasiado voluminoso para ser útil para investigadores.

Actualmente, el registro requiere que las autoridades llenen trámites para toda persona en el sistema, incluyendo a quienes llevan años sin cometer un crimen. La medida creará un proceso para que dichas personas puedan solicitar que sus nombres sean borrados del registro cuando califiquen. Alguien que lleve 20 años sin cometer una violación por engaño, por ejemplo, calificará para pedir que su nombre se elimine del registro.

El senador Scott Weiner (D-San Francisco), quien presentó la medida ante la cámara legislativa, dijo que esta logrará que las autoridades se enfoquen en delincuentes ‘de alto perfil’.

Incluso, Weiner y activistas que abogan por los derechos de la comunidad LGBTQ dijeron que es injusto que el registro incluya los nombres de personas que fueron sorprendidas teniendo sexo consensual en parques hace décadas, cuando la aplicación de la ley a menudo se dirigía a hombres homosexuales.

Partidarios de la medida también alegan que el registro perpetuo de personas que llevan años sin cometer algún delito es una manera de seguir castigándolos, ya que sus nombres están a la disposición del público mediante el internet. Esto, dicen los proponentes, les genera obstáculos para conseguir empleo y vivienda.

Sin embargo, opositores como Erin Runnion—quien fundó el grupo defensor Joyful Child Foundation después de que su hija de 5 años fue secuestrada, abusada sexualmente y asesinada—sostienen que los californianos tienen derecho a saber si alguien es un delincuente sexual. Esta información, dijo Runnion, es imprescindible antes de encargarle su hijo a una persona o salir con un desconocido.

California es uno de cuatro estados que requieren el perpetuo registro de delincuentes sexuales. Los otros son Alabama, la Florida y Carolina del Sur.