Tres causas que pudieron llevar al asesinato del ex dirigente del PRD

El cuerpo de Ranferi Hernández Acevedo fue hallado junto al de tres personas más, estaban calcinados

Tres causas que pudieron llevar al asesinato del ex dirigente del PRD
Violencia en México.
Foto: Getty

MEXICO – A sus 50 años, Ranferi Hernández Acevedo, fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guerrero, líder del Movimiento Social de Izquierdas (MSI), político y activista, había acumulado un sin fin de confrontaciones, grandes y pequeñas, con caciques de alto vuelo, autoridades del estado y con políticos de su pueblo en un estado donde el crimen organizado está infiltrado.

Entre los más sonados se encuentran tres casos que la Fiscalía de Justicia del Estado aún no reconoce como hipótesis aunque existen precedentes de denuncias públicas y judiciales que podrían explicar el asesinato del dirigente campesino torturado y calcinado junto con su esposa y suegro (de 94 años) el pasado domingo en la madrugada.

1. IMPUNIDAD Y VIEJAS CUENTAS

En la década de los 90, Ranferi  fue parte de un grupo de luchadores sociales que enfrentó el entonces gobernador Rubén Figueroa Alcocer, calificado por la oposición como uno de los principales caciques del estado y autor intelectual de la matanza de 17 campesinos en Aguas Blancas.

Entre ellos se encontraban Lino Hernández, Pedro Nava, Arturo Cardona, Rocío Mesino, Raymundo Velázquez.  Todos fueron asesinados de manera violenta, previamente, y en ninguno de los casos se esclarecieron las causas.

El único que quedaba era  Hérnández. “Ranferi había pedido medidas cautelares al gobierno del estado, y se las negaron, y esa situación que se dio hoy es un hecho que no sabríamos ni cómo llamarlo, es más que reprobable, es una monstruosidad“, dijo Norma Mesino, dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur, quien exige; o la renuncia del fiscal local por incompetencia y fomentar la impunidad.

2. EL ANTIMORENISMO 

Entre las últimas tareas que realizó Hernández, oriundo del municipio de Ahuacotzingo (zona centro), donde fue asesinado, fue la de dirigir la propaganda y expansión de células políticas para afianzar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, fundador del Movimiento de Reconstrucción Nacional (Morena).

Morenistas y perredistas del estado se han confrontado en tiempos recientes por la desbandada de las bases del PRD a favor de Morena así como la responsabilidad política por la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa y otros crímenes mientras el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobierna la entidad, no logra frenar los asesinatos derivados de confrontaciones sociales ni del crimen organizado y actualmente es el más violento en el país.

En medio de este ambiente, David Molina, dirigente del Frente de Organizaciones del Estado de Guerrero, consideró que fue el activismo de Hernández a favor de López Obrador, lo que habría llevado a Ranferi a la tumba. Mientras que el sobrino de éste, Abel López, quien es secretario del ayuntamiento, culpó al “Estado“.

3. DOS ALCALDES Y EL CRIMEN ORGANIZADO

La Comisión Estatal de Derechos Humanos en Guerrero tiene en sus archivos una denuncia planteada por Hernández Acevedo en 2012 en contra del entonces presidente Daniel Hernández por “amenazas veladas“ luego de que éste lo llamara al teléfono para insinuar que la delincuencia organizada lo tenía en la mira.“Atorado“, precisó el activista.

Ahuajotzingo y los municipios vecinos como Chilapa y Chilpancingo, son centro de disputa de narcotraficantes para el paso de opiaceos derivados de la amapola, un cultivo que tampoco se ha podido erradicar en el estado líder en exportación de esta droga a Estados Unidos.

Ranferi y el alcalde Hernández tuvieron una serie de enfrentamientos verbales por la disputa de la candidatura del PRD para la presidencia municipal. El primero acusó al segundo de ser favorecido por el alcalde predecesor, Francisco Quiñones, y arrancó en medios de comunicación una serie de denuncias  acusaciones a lo que éste respondió. “Ranferi es un vividor“.