La misteriosa cuenta en Twitter que podría disgustarle a Trump

El nuevo perfil es un alto exfuncionario de Inteligencia del gobierno de EEUU
La misteriosa cuenta en Twitter que podría disgustarle a Trump
Un amigo de Comey confirmó que la cuenta es de él.

WASHINGTON – El exdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI) James Comey, quien en mayo fue abruptamente despedido por el presidente estadounidense, Donald Trump, fue identificado hoy como el autor de una cuenta de Twitter, creada bajo un seudónimo, y prometió aportar ideas “útiles” desde ella.

La cuenta FormerBu, atribuida al nombre Reinhold Niebuhr, tuiteó hoy una foto de un hombre en medio de una carretera que parecía ser Comey, junto al texto: “Adiós, Iowa. De camino a casa. Tengo que volver para escribir. Trataré de tuitear de formas útiles”.

Benjamin Wittes, un amigo cercano de Comey y editor de la publicación especializada en derecho Lawfare, confirmó poco después que la cuenta pertenecía al exjefe del FBI.

“Ahora que se ha publicado este último tuit, puedo confirmar que @FormerBu es, de hecho, James Comey”, escribió Wittes en su propia cuenta de Twitter.

Comey -cuyo seudónimo hace referencia a un teólogo sobre el que el exdirector del FBI escribió una tesis universitaria- ha publicado apenas seis tuits, en su mayoría con imágenes de naturaleza, aunque en uno de ellos asegura estar reflexionando sobre “el liderazgo y los valores” del país.

La cuenta, creada en 2014, contaba con más de 70,000 seguidores poco después del mediodía, muchos de ellos adquiridos hoy.

Cuando Trump despidió a Comey el pasado mayo, su razón oficial fue su supuesta mala gestión de la investigación del FBI sobre el manejo del correo electrónico por parte de la que fuera candidata demócrata en las elecciones presidenciales de 2016, Hillary Clinton, durante su etapa como secretaria de Estado (2009-2013).

Pero son muchos congresistas y analistas los que sospechan que, en realidad, Trump quería apartar a Comey de la investigación del FBI sobre la supuesta influencia de Rusia en las elecciones de 2016 para beneficiar a la campaña del ahora presidente.

En una mediática comparecencia en junio ante el Senado, Comey reveló su versión de las “preocupantes” conversaciones que mantuvo con Trump, y aseguró que éste le sugirió que “dejara pasar” la investigación abierta sobre el exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca Michael Flynn por sus contactos con Moscú.

Esa audiencia, que Comey inició con un testimonio cautivador e impecablemente redactado, aumentó el prestigio del exfuncionario en el sector del país que desconfía de Trump.

Por eso, muchos esperan con impaciencia el libro que está escribiendo Comey, y que según su editorial, Flatiron Books, tratará sobre “qué es el liderazgo bueno y ético, y cómo guía las decisiones sensatas”, e incluirá “anécdotas” de su carrera.

La renovada popularidad de Comey llevó hoy a algunos periodistas a bromear sobre la posibilidad de que el exdirector del FBI se esté planteando competir por la presidencia de EE.UU., dado que en su última foto reconoce haber visitado Iowa, un estado crucial para cualquier aspirante a la Casa Blanca.

Un diario local de Iowa, el Des Moines Register, recordó hoy que la esposa de Comey nació en ese estado y su cuñado, Ed Failor Jr., es un destacado asesor del Partido Republicano en el Senado estatal.

El periódico agregó que este fin de semana se celebró el 90 cumpleaños del padre de la esposa de Comey, una ocasión que podría haber motivado la visita, aunque la familia no lo ha confirmado. EFE