Escándalo por supuesto abuso sexual ante las cámaras en Big Brother

Habría abusado de su compañera ebria
Escándalo por supuesto abuso sexual ante las cámaras en Big Brother
Escándalo en el Gran Hermano Revolution.
Foto: YouTube, Telecinco

La edición española del reality show Big Brother, conocida como GH Revolution, se encuentra inmersa en un escándalo de proporciones mayores debido a un supuesto abuso sexual que incluso se ha turnado a la Guardia Civil de aquel país.

El lunes, la prensa ibérica consignó que el participante de nombre José María se aprovechó de su compañera Carlota, cuando esta había bebido mucho alcohol y estaba inconsciente. Supuestamente, las pruebas que la cadena Telecinco entregó a la policía, incluyen las tomas en las que el hombre se mete bajo las sábanas con la mujer desnuda y mantiene relaciones sexuales no consensuadas.

En una primera instancia, la televisora separó del show tanto a Carlota como a José María, pero después de las primeras investigaciones se decretó la expulsión inmediata del presunto agresor.

Sin negar las acusaciones, José María se limitó a agradecer a través de Twitter el apoyo de la gente.

“Muchas gracias por el apoyo que estoy recibiendo, y muchas gracias por hacer mi sueño realidad en estos cuarenta y tantos días que llevo en la casa de ‘Gran Hermano’. Un abrazo”, expresó.

Por su parte, Carlota salió de la casa de manera “voluntaria” tras hablar con un grupo de psicólogos.

“Se le ha aconsejado que en estos momentos permanezca fuera de la casa. La puerta está abierta para ella, de manera que el jueves podría reincorporarse al concurso”, explicó el show en un comunicado de prensa.

La Guardia Civil informó que hizo acuse de la circunstancia, pero al no haber una denuncia formal, no tiene facultades para investigar el caso a profundidad y deslindar responsabilidades.

De acuerdo con medios locales, la cadena Telecinco se ha mantenido en un absoluto hermetismo acerca de la situación y ha comenzado a ejecutar cambios en su programación para dedicar menos espacio a esta edición 18 del Gran Hermano, que de por sí, tenía una audiencia muy baja.