Acusan a Cuomo de ignorar denuncias de abuso sexual en su gobierno

Mujer demanda a su acosador y al gobernador de Nueva York

Guía de Regalos

Acusan a Cuomo de ignorar denuncias de abuso sexual en su gobierno
El gobernador es mencionado en la demanda de abuso sexual.
Foto: Spencer Platt/Getty Images

Una mujer acusó formalmente a un exalto funcionario del gobierno del estado de Nueva York de acoso sexual y afirmó que el gobernador Andrew Cuomo ignoró las quejas que ella puso en repetidas ocasiones.

Este escándalo se suma a las decenas de acusaciones contra políticos estadounidenses por acoso y abuso sexuales contra mujeres, incluso adolescentes.

El sábado, Lisa Marie Cater, presentó una demanda en la que afirma que el expresidente regional de Empire State Development Corp., William “Sam” Hoyt, le consiguió un trabajo en el DMV y luego intentó “manipularla, acosarla sexualmente y asaltarla sexualmente”.

La queja -que nombra a Cuomo y Hoyt como demandados- dice que Cater se contactó con la oficina de Cuomo al menos seis veces, pero se encontró con una “deliberada indiferencia”.

La mujer informa que el sujeto se le lanzaba a besos, la acechaba y le restregaba la pierna, además de llamarla a diario y enviarle correos electrónicos, hasta que ella quedó “al borde de los nervios”.

La oficina de Cuomo negó ignorar las quejas de Cater.

“Cuando la Sra. Cater reportó una queja con respecto al Sr. Hoyt … inmediatamente se remitió a la Oficina de Relaciones del Empleado Estatal para una investigación”, dijo Alphonso David, el abogado de Cuomo, al New York Post. “Al mismo tiempo, el Sr. Hoyt recibió instrucciones de no tener más interacción con el demandante y de cooperar plenamente con la investigación”.

Cater, de 51 años, conoció a Hoyt, de 55 años, en una recaudación de fondos en 2008, cuando el Demócrata de Buffalo era un asambleísta estatal. Siete años después, en el otoño de 2015, fue víctima de abuso doméstico y está a punto de ser desalojada. Ella comenzó a contactar a los funcionarios públicos locales, incluyendo a Hoyt, para pedir ayuda.

Hoyt, para entonces, el jefe local de ESDC, una poderosa agencia estatal que canaliza millones en dinero de los contribuyentes hacia iniciativas de desarrollo económico, comenzó a enviarle correos electrónicos, sobre empleos y apartamentos.

Algunos de esos mensajes eran puro coqueto, dice la demanda, donde “se le recordaba a (Cater) sobre su poderosa posición con respecto al estado y la cercanía con el gobernador y que estaba a cargo de las posiciones patronales”.

Ese otoño él la ayudó a conseguir un apartamento. Y en febrero de 2016, consiguió un trabajo de secretaría no sindicalizada con un salario de $30,000 en una oficina predominantemente unida del DMV en el condado de Erie, dijo ella.

“Colgó este trabajo sobre mi cabeza”, le dijo a The Post en su primera entrevista en el registro. “Me sentí como una posesión de la suya”.