¿Por qué no encuentro empleo?

Algunos consejos para que evites bloquear tu propia búsqueda de empleo

Guía de Regalos

¿Por qué no encuentro empleo?
Nunca vayas a una entrevista laboral sin antes haberte preparado.
Foto: Archivo / Aurelia Ventura/La Opinion

No es fácil encontrar empleo. A pesar de los incontables sitios de empleo que existen en la internet y de la aparente facilidad con la que, en la actualidad, podemos enviar resumes con sólo un click, encontrar trabajo puede convertirse en una tarea intimidante y frustrante.

Te puede interesar:

En muchos casos, y sin saberlo, los candidatos se boicotean a sí mismos, ya se enviando demasiados currículums, o résumés, o aplicando para trabajos para los cuales no están calificados.

A continuación compartimos una lista de los errores más comunes que se cometen a la hora de buscar empleo.

  • No apliques a todo. Contrariamente a lo que muchos puedan creer, el aplicar indiscriminadamente a cualquier empleo que aparece en la web, incluyendo trabajos para los cuales no estás calificado, no te da más oportunidades. Enfócate en encontrar lo que realmente quieres y en el tipo de entorno laboral que sea más apropiado para ti. Tómate el tiempo para determinar cuáles son los pasos que debes seguir para encontrar el trabajo más indicado.
  • No esperes. La búsqueda de empleo no debe detenerse a fin de año, por las fiestas. Si bien los mejores meses para aplicar son generalmente enero y septiembre, nunca sabes cuándo puede llegar la oportunidad que estabas esperando. Sé constante y persistente en tu búsqueda.
  • No creas todo lo que veas en la web. No todos los avisos de empleo que encuentras en la internet son reales y en ciertos casos, se trata de fraudes para estafar a la persona buscando trabajo. Investiga antes de aplicar y asegúrate de que se trata de ofertas legítimas.
  • Copy and Paste. No uses el mismo curriculum y cartas de presentación para todos los trabajos para los que apliques. Personaliza cada aplicación según el empleo.
  • Tu perfil en las redes sociales. No descuides tu perfil de LinkedIn, Facebook, Instagram y otros sitios de la web. Fotos tuyas bebiendo con tus amigos, comentarios controversiales en tu muro de Facebook o respuestas groseras en Twitter dan una mala impresión de tu persona, y pueden boicotear la posibilidad de una primera entrevista. Los reclutadores sí miran las redes sociales de los candidatos, para ahorrar tiempo y evitar entrevistas innecesarias. Limpia tu perfil social.
  • No des un nombre de referencia sin antes haber consultado con la persona. Mantente en contacto con las personas a quienes citas como referencia, pídeles permiso para hacerlo y avísales con tiempo que podrían llamarlos, preguntándoles por ti.
  • No descuides la gramática y los errores de ortografía. Muchos empleadores, cuando encuentran un error de ortografía en el curriculum o la carta de presentación de un candidato, automáticamente dejan de leer la aplicación, haciéndola a un lado.
  • No improvises. Nunca vayas a una entrevista de trabajo sin antes haber investigado sobre la compañía para la cual vas a entrevistar. Practica con un amigo o frente a un espejo cómo responder a las preguntas más comunes que se hacen en este tipo de entrevistas.