Unica mujer candidata a gubenatura de California quiere dar prioridad a la educación

Delaine Eastin fue Superintendente de Educación del estado y le perturba que California sea número uno en gasto en prisiones, pero esté entre los últimos estados del país en inversión por alumno. Quiere cambiar eso.

Guía de Regalos

Unica mujer candidata a gubenatura de California quiere dar prioridad a la educación
Delaine Eastin, la única mujer que compite por la gobernación de California el año que viene, dice que las prioridades del estado están equivocadas al dar prioridad a prisiones y no a educación. (foto: D.Eastin for Governor)

Una de las realidades que más motivan a Delaine Eastin, la única mujer candidata a gobernadora de California, es  la vergüenza por la diferencia entre lo que el estado gasta en prisiones y lo que gasta en educación.

“Estamos entre los últimos lugares entre los 50 estados en gasto por pupilo, pero número uno en gasto para prisiones”, dijo Eastin. “Si los presupuestos expresan nuestros valores, no estamos haciendo las cosas bien”.

Si llegara a obtener el cargo de gobernadora, Eastin quiere darle la prioridad que se merece al tema educativo, afirmó en una entrevista realizada en las oficinas de La Opinión esta pasada semana.

Personalmente, explica, para ella todo empezó con la suerte de tener una buena educación, ya que sus padres no tuvieron esa ayuda.

“Ninguno de mis padres fue a la universidad, pero cuando yo era niña, California daba prioridad a la educación. Y mis padres también. Ellos buscaron vivir en una zona con mejores escuelas, aunque tuviéramos que vivir en una vivienda más pequeña”, apunta.

Eastin, de 70 años de edad, no ha estado en la vida pública desde 2003, cuando se retiró como Superintendente Estatal de Educación de California. Antes de eso fue asambleísta, concejal y profesora.  Posteriormente se desempeñó como administradora de la compañía “Pacific Télesis”.

¿Qué la motiva a regresar a las lides electorales a estas alturas?, le preguntamos.

“Soy la candidata más capacitada”, dice. “Tengo experiencia en el gobierno y en el sector privado y se cómo planear.

Easten expresa frustración con varios líderes de California actuales y pasados, y se refiere en repetidas oportunidad a los retos que enfrentan las mujeres en forma especial y a diferencia de los hombres en ciertos cargos.

Confiesa que no la sorprende el escándalo de acoso sexual que ha envuelto a varios legisladores estatales, impulsando la renuncia del asambleísta de Pacoima Raúl Bocanegra y una investigación respecto a otro asambleísta, Tony Mendoza.  .

“Cuando yo estaba en la asamblea tuve un par de situaciones con colegas casados que se acercaron a mí con intenciones dudosas”, cuenta la veterana política.

A continuación, un resumen de la conversación con la candidata a la gubernatura estatal, Delaine Easten.

¿Qué la motivó a lanzar su candidatura?

El haber tenido una buena educación, ser la primera en mi familia en ir a la universidad, me enseñó la importancia de la educación.  Me enfoqué mucho en educación cuando era concejal de una ciudad llamada Union City, que desde siempre ha tenido una población muy diversa. Allí estuve seis años y las escuelas mejoraron mucho. Hasta hay una con mi nombre y otra con el nombre de Cesar Chávez.

Cuando uno invierte en educación, hay un resultado. Allí lo hicimos y la delincuencia durante el día bajó 23%. Si los jóvenes están en la escuela, eso es lo que pasa.

Cuando yo me gradué, California era número cinco en todo el país en el gasto por estudiante y Nueva York era cuarto. Ahora estamos en los últimos lugares y Nueva York gasta más del doble.

¿Por qué ocurre esto en California?, preguntamos.

No invertimos en educación porque en 1978 se aprobó una ley llamada Proposición 13 congeló los impuestos al valor de una propiedad en el año en que fue vendida. Yo quiero cambiar eso para las propiedades comerciales industriales e invertir ese dinero en educación.

Hay rascacielos y enormes edificios industriales que pagan el nivel de impuestos que tenían en 1975. Eso no puede ser, cuando tenemos tantas deficiencias en educación.

Yo pienso además que al aumentar la diversidad del estado, muchos residentes mayores del grupo mayoritario dejaron de sentirse obligados a invertir en el futuro de la nueva generación. Hay algo de problema racial en todo esto.

¿Qué le dice usted a los que alegan que aumentar esos impuestos a empresas eliminaría empleos?

Yo pienso que sería lo contrario, habría más trabajos, más jóvenes con una mejor educación, más empresarios , más personas para ocupar trabajos de alta especialidad. Nueva York tiene una tasa de impuestos a la propiedad industrial comercial que es superior a la nuestra y su economía está excelente. Igual los estados de Connecticut y Nueva Jersey.

Desde 1965, sólo hemos abierto una universidad UC en California: UC Merced, solo tres Cal-State y 9 colegios comunitarios. Según estudios aquí en el estado, sólo el 30% de los jóvenes que van al noveno grado llegan a la universidad. Cerca de 70,000 jóvenes que tienen el nivel para entrar a la universidad no pueden hacerlo porque no hay cupo.

Hay que invertir y lo antes posible.

Te doy un ejemplo. Cuando era gobernador, Arnold Schwarzenegger realizó recortes al presupuesto de desarrollo infantil, que en ese entonces sólo era el 3% del gobierno. Ese dinero no se ha restituido hasta hoy.

¿Cuál es su perspectiva sobre los inmigrantes indocumentados y qué piensa de California como Santuario?

Yo marché con jóvenes DACA en Sacramento, hablé en su  mítin. Estoy con ellos, ellos no tuvieron elección a la hora de venir. Pero más allá de eso, cada persona que yo conozco viene de inmigrantes, sólo los nativo americanos son los pobladores originarios. Creo que todos debemos apreciar que venimos de inmigrantes.

Apoyé el Acta de Valores de California. Estoy muy consciente de la responsabilidad que tenemos con nuestros vecinos y que debemos defenderlos y estar con ellos.  La diversidad es una parte demasiado importante del éxito de California. Los inmigrantes abren empresas, toman riesgos.

En cuanto a la incomodidad de ciertos funcionarios en Washington con el tema santuario, es irónico que se han pasado año gritando que los estados tienen derechos y ahora quieren hablar cuando protegemos a nuestros residentes.

¿Cómo protegería a los californianos de los recortes a salud que planea Washington?

Haremos todo lo que haya que hacer para proteger a los californianos y su acceso a la salud. Creo que debemos ir por nuestra cuenta y crear un sistema universal de salud en California. Si en Massachussets pudieron hacerlo cuando Mitt Romney era gobernador, California puede hacerlo también.

Canadá lo hizo, y comenzó haciéndolo en forma regional y no sue fue a la bancarrota, al contrario, nosotros como país gastamos más en salud y tenemos peor acceso.  Si hay que buscar más recursos para hacerlo, se buscan, pero yo llamaría a los mejores investigadores públicos y privados para que prepararan un plan de salud universal.

En California hay un problema muy grave de vivienda. Es demasiado costosa. ¿Qué haría para resolverlo?

Esta es la situación: cada vez hay hijos más mayores viviendo con los padres. Tenemos una cantidad más alta que nunca de indigentes, muchas mujeres con hijos, personas mayores.  Eso me asusta, me asusta mucho.  Tenemos que crear vivienda accesible, tenemos que atacar la epidemia de adicción a los opioides que está empujando a mucha gente a la calle también.

¿Qué opina sobre las acusaciones de acoso sexual de funcionarios públicos en la nación y en  California y el hecho de que se usen dineros públicos para cubrir demandas al respecto?   

Es indignante que los gobernantes hayan protegido a los que cometieron las fallas, despedido a tantas mujeres que denunciaron casos y gastado dineros públicos en comprar su silencio. Es una vergüenza y lo terrible es que usen los fondos de los contribuyentes. Los perpetradores deberían pagar por esas demandas.

Para mí, no hay nivel de hostigamiento que sea aceptable. Ninguno en lo absoluto. En vez de un gobierno “para la gente y por la gente”, parece “para los hombres y por los hombres”.

Hablando de hombres, dos hombres encabezan las encuestas para el puesto al que usted aspira. ¿Qué opina de Gavin Newsom y Antonio Villaraigosa?

Newsom es un demócrata corporativo que ni siquiera se ha opuesto al uso de fracking para la explotación petrolera en California, no habla casi nada de educación, puede que sea progresista en temas sociales pero no lo es en muchas otras cosas.

Villaraigosa hizo un trabajo muy pobre en educación. Yo no me opongo a todas las escuelas charter, pero algunas son terribles, escogen a los mejores estudiantes y chupan fondos que deberían ir a escuelas públicas.