Trump quiere un grupo de espionaje secreto para ubicar a “enemigos del Estado”

El equipo estaría coordinado "a escondidas" por el director de la CIA

Guía de Regalos

Trump quiere un grupo de espionaje secreto para ubicar a “enemigos del Estado”
Mike Pompeo sería el responsable del grupo especial de la Administración Trump.
Foto: Getty Images

El gobierno del presidente Donald Trump está considerando una propuesta para crear una red de espionaje privada y global para contrarrestar a los “enemigos del Estado” que quieren socavar la administración, según un informe de Intercept.

Las propuestas para la red fueron desarrolladas por el fundador de Blackwater, Erik Prince, quien también es hermano de la secretaria de Educación, Betsy DeVos, así como por John Maguire, oficial retirado de la CIA y Oliver North, quien participó activamente en el escándalo Irán-Contras.

Los espías estarían “fuera de los libros”, esquivando a las agencias de Inteligencia estadounidenses y reportarían directamente al director de la CIA, Mike Pompeo, según funcionarios de inteligencia actuales y anteriores de Estados Unidos, informó Intercept.

Un ex funcionario de Inteligencia estadounidense con conocimiento de las propuestas le dijo a Intercept que Pompeo no confía en la “burocracia de la CIA”, por lo que se necesita una red mundial de espionaje para recopilar datos que no se comparte con la comunidad de inteligencia oficial.

“Pompeo no puede confiar en la burocracia de la CIA, así que tenemos que crear esto que informe directamente a él”, dijo la fuente a la agencia de noticias. “Es un brazo de acción directa, totalmente fuera de los libros”.

Trump ha sacado a relucir el “Estado profundo” repetidamente durante su presidencia, alegando que hay funcionarios en la política y departamentos del gobierno y agencias que buscan socavar su administración.

Según los informes, la red consistiría en un “ejército de espías” en países de todo el mundo, incluidos Corea del Norte e Irán, que en la actualidad son “áreas denegadas” para la inteligencia de los EEUU.

Mientras que las fuentes le dijeron a The Intercept que el vicepresidente Mike Pence estaba entre los que habían sido informados sobre el plan, un vocero de Pence dijo que “no había constancia de que [Prince] se haya reunido o haya informado al vicepresidente”.

Dos ex altos funcionarios de inteligencia le dijeron al medio noticioso que Pompeo es el más entusiasta con ” el plan y está presionando a la Casa Blanca para que adopte la propuesta.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional le dijo al Intercept que la Casa Blanca “no apoya y no apoyaría tal propuesta” y que no pudo encontrar “ninguna evidencia” de que el plan se haya presentado en la residencia oficial o ante el Consejo de Seguridad Nacional.